A dos semanas de anunciar la intención de construir un memorial para las víctimas del sismo del 19s en el predio de Álvaro Obregón 286, la Consejería Jurídica y de Servicios Legales del Gobierno de la Ciudad de México ya acordó con los propietarios iniciar el proceso de expropiación, previa indemnización.

Manuel Granados Covarrubias, consejero jurídico de la capital, explicó que el procedimiento no exime a los propietarios de la investigación que abrió la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJDF) tras los hechos en los que murieron 49 personas que laboraban en ese edificio en el que funcionaban decenas de oficinas.

“Obliga la Constitución y la propia Ley de Expropiación”, precisó el funcionario cuestionado respecto a si se les pagará una indemnización a los propietarios de la Inmobiliaria Álvaro Obregón S.A de C.V, quien aparece como dueños de esa construcción que se desplomó durante el terremoto.

“Obliga la Constitución (a indemnizar) y la propia Ley de Expropiación”
Manuel Granados CovarrubiasConsejero Jurídico de la CDMX

El de Álvaro Obregón 286 es el edificio en el que más personas quedaron atrapadas entre los escombros, ya que el terremoto ocurrió en horario laboral, justo cuando más actividad de empleados había en dichas oficinas.

Cabe recordar que las horas posteriores al terremoto, los ojos de la ciudadanía, de las autoridades y los medios, se concentraron en el desplome del Colegio Rébsamen, que se localiza en la delegación Tlalpan, cuando se supo que decenas de niños habían quedado entre los escombros.

Después del Rébsamen, el predio de Álvaro Obregón 286, en los límites de las colonias Roma y Condesa, fue en el que más rescatistas y sociedad civil se concentraron debido a la cantidad de víctimas que quedaron atrapadas. La cifra oficial arrojó 49 cuerpos sin vida.

Luego de que el pasado 5 de noviembre, el Gobierno de la Ciudad de México anunció que en el sitio se construirá un Memorial para recordar a las víctimas mortales del sismo del 19S y que los propietarios mantenían añejos adeudos con la administración por falta de pago a servicios y contribuciones, los asesores legales de la Inmobiliaria Álvaro Obregón rechazaron mantener esos pendientes.

A través de un comunicado dieron a conocer que obtuvieron la licencia de construcción que se emitió desde mayo de 1959 y se terminó la obra en el año 1961, lo que da cuenta de una construcción de casi 60 años, lapso de tiempo en el que no se hicieron modificaciones que pudieran afectar su estructura.

Como última opción

Para determinar si los propietarios incurrieron en omisiones o en su caso, acreditar responsabilidades, la Procuraduría General de Justicia inició una carpeta de investigación, como lo hizo en 196 casos, de las cuales 137 son por oficio y 60 por denuncia directa de algún afectado.

Para determinar si los propietarios incurrieron en omisiones o, en su caso, acreditar responsabilidades, la Procuraduría General de Justicia inició una carpeta de investigación

A pesar de la polémica inicial para el proceso de expropiación, el consejero Jurídico aseguró que los propietarios están de acuerdo en iniciar el procedimiento.

El anuncio de expropiación de ese primer predio, encendió las alarmas de otros propietarios en cuyos predios murieron personas durante el sismo.

De ahí que el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, tuvo que aclarar que la expropiación de predios sería la última opción para las autoridades capitalinas.

Nuevas reglas de construcción

Mientras el gobierno local se dispone a la expropiación de este predio, en las próximas horas se publicarán en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México las 10 normas para actualizar las exigencias sobre las construcciones en la capital del país y las de rehabilitación sísmica de edificios de concreto dañados por el sismo del 19 de septiembre.

En las próximas horas se publicarán en la Gaceta Oficial de la CDMX las actualizaciones sobre normas para construir en la capital del país y de rehabilitación sísmica de edificios de concreto dañados

La importancia de estas últimas es para llevar a cabo el reforzamiento de los edificios catalogados por el Gobierno de la Ciudad en color rojo.

El documento está en análisis final tanto de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (SeduviI), como de la Consejería Jurídica y de Servicios Legales (Cejur) y se procederá a su publicación oficial.

De no contar con esta normatividad, el reforzamiento para inmuebles en código rojo habría de realizarse conforme a la norma de nueva obra, lo que conllevaría a demoler a los edificios catalogados en este color.

El documento que contiene el paquete de nuevas normas lleva más de seis años tren elaboración y será publicado en esta administración. Es la actualización más completa en materia de construcción en la CDMX.

Entre otras medidas, la normatividad actualizada comprende aplanado sobre malla, reforzamiento, encamisado de elementos de concreto, cimentación, mecánica de suelos, reducción de peso de las estructuras, sustitución de tinacos, sistema hidroneumático.

Además de sustitución de elevadores con cuarto de máquinas en azotea por elevadores de pistón,  cambio de fachadas tradicionales por ligeras y considerar la eliminación de uno o más pisos, dependiendo de los cálculos y normas complementarias  para diseño por sismo.

Tiene señalamientos muy puntuales absolutamente técnicos y se van a tener que observar en todas las acciones que se tomen.

Demandan atención

A escasos tres días de que se cumplan dos meses del sismo, la experredista Dolores Padierna Luna arremetió contra el jefe de Gobierno, a quien le pidió intervenir en un listado de edificios dañados en la delegación Cuauhtémoc, demarcación que gobernó hace unos años y que se consideró su territorio político.

De la Condesa, por ejemplo, pidió intervención inmediata en los predios de Veracruz 11, Tehuantepec 282, Antonio Sola y Atlixco; además de Michoacán y Amatlán, Fernando Montes de Ocas y Pachuca.

También en Boito 72 en exHipódromo de Peralvillo, Oriente 67 en Ampliación Asturias, Miguel Schultz en la San Rafael, Pesado 38-302 y Camelia 224 de la colonia Buenavista, San Antonio Abad 58 en la colonia Tránsito y Jalapa 204, en la Roma.