Después de vivir la peor crisis electoral de su historia, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) busca refundarse y mantenerse unido para sobrevivir.

Para José Encarnación Alfaro, uno de los líderes tricolores en la Ciudad de México, el fracaso del PRI se debió a que se olvidaron de las bases y la presidencia, tanto del partido como la del país, fueron autoritarias.

“Lo que influyó fue la perdida de la brújula ideológica del partido, el abandono de sus objetivos y el de su base militante.


“El partido perdió eficacia para competir, cometimos el error de en vez de transformarnos cuando ganamos la Presidencia, instauramos un sistema presidencialista autoritario y con muy poca base democrática”

José Encarnación Alfaro

exdiputado del PRI

Después de haber realizado un diagnóstico al interior del partido, la institución política comienza a elaborar la estrategia para renacer y hacerle frente a Morena, un partido lleno de liderazgos que salieron de las entrañas del PRI y con quien tiene mucho en común.

“Ahora de lo que se trata es de decidir qué vamos a hacer, cuál va a ser nuestra alineación ideológica con base en nuestros principios fundantes. Tenemos que saber qué hacer con Morena ya que se asume como partido de izquierda, tenemos que saber qué tan a la izquierda están y que tan diferentes somos de ellos”, agregó Alfaro.

El político tricolor negó que al interior del partido haya disidencias, según él, solamente existen personas y grupos que piensan distinto.

El próximo sábado, José Encarnación Alfaro y otros priistas integrantes del grupo Democracia Interna como Héctor Yunes Landa y Ernesto Gándara Camou fundarán una nueva corriente al interior del partido y aunque nieguen que vayan a ser oposición, históricamente estos líderes han tenido diferencias con las actuales dirigencias nacionales.

La fundación de LIDER, la cuarta corriente en la historia del PRI, trae a la memoria los fantasmas de la Corriente Democrática que encabezaron Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo y que terminó con la fundación del PRD.

“Nuestro principal propósito es incidir en el proceso de refundación del partido necesario después del resultado electoral del pasado 1 de julio y en el proceso de renovación de la dirigencia nacional del partido. LIDER nace para sumar y para unir no para confrontar ni para dividir, no nace la corriente para enfrentarse a la dirigencia nacional sino para aportar en todo este proceso”, insistió José Encarnación Alfaro mientras alista los manteles largos para la fundación de la cuarta corriente priista.