¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
GDL
imagen principal

AGUA

Acaparadores del agua

Jonathan Ávila

El Instituto México de Desarrollo Comunitario evidenció la existencia de una lista de empresas y organismos que se han adueñado de la gran mayoría del agua con la que cuenta Jalisco, además de ser también las que más daños causan al medio ambiente por la contaminación que generan


Mar 25, 2019
Lectura 6 min
portada post

Jalisco es una de las entidades con los mayores problemas de agua a nivel nacional. En donde también ha habido una distribución desigual de este bien natural y se ha creado un sistema de concesiones que discrimina y despoja a las poblaciones del vital líquido, de acuerdo con lo que presentó el Instituto Mexicano de Desarrollo Comunitario (IMDEC) en el marco del Día Mundial del Agua.

La organización ambiental y ciudadana ha evidenciado que son alrededor de 100 empresas las que acaparan el agua de Jalisco, aún cuando la mayoría de los discursos públicos se centran en la supuesta necesidad de dotar a la población en general.

El IMDEC señaló que la investigación es apenas una primera parte de un proyecto más amplio, donde ya han detectado a 50 acaparadores de aguas superficiales y 50 de aguas subterráneas, éstas últimas son las que más son disputadas por los industriales.

Cerveceras, refresqueras, tequileras, empresas inmobiliarias, químicas, de agroexportación, embotelladoras de agua y constructoras son algunas de las ramas industriales y empresariales que están obteniendo mayores beneficios por el agua de la región hidrológica 12, que corresponde al Lerma-Santiago, según lo explicó la organización

Este tipo de actividades están dentro de los marcos legales actuales, pues el acaparamiento de agua está sustentado en la Ley de Aguas Nacionales a través del sistema de concesiones y transferencias de los derechos sobre el agua a privados.

Este tipo de mecanismos, de acuerdo con las cifras obtenidas por la organización a través de transparencia en la Comisión Nacional del Agua, evidencian que se les entregan a privados contratos de explotación que van desde los 10 hasta los 50 años, con volúmenes máximos de extracción y utilización anual de hasta 102 mil 166 millones 496 mil 496 metros cúbicos.

50 empresas controlan el agua proveniente del subsuelo.

“Queremos recordar que de una concesión lo que permite la ley son 30 años, con capacidad de renovar por 30 años más, es decir, son las dueñas del agua”, expresó María González Valencia, integrante del IMDEC.

Por otro lado, la asociación evidencia que estas empresas además de recibir concesiones de agua para su uso exclusivo, ejercen un control sobre las políticas públicas en materia hídrica, explicando el caso del Consejo Consultivo del Agua, donde participan empresas como Cervecería Modelo, CuauhtémocHeineken y Coca-Cola, que en la actualidad impulsan cuestionados proyectos como el Pacto Social por el Agua.

“No sólo estas empresas están acaparando el agua, sino que también controlan el agua en el país (…). El Consejo Consultivo del Agua es quien impone la agenda del agua y su privatización. No solamente tienen toda el agua, sino que además definen la política”, señaló María González.

Aunado a esto, las empresas señaladas en la investigación no solo son problemáticas por las cantidades de agua que han logrado obtener para su uso privado; también son las que más han perjudicado el medio ambiente y el agua al verter químicos y líquidos tóxicos en los afluentes de la entidad.

El IMDEC señala que algunas son responsables de la catástrofe ambiental del río Santiago y el grave problema de salud pública que padecen las poblaciones de la ribera de Chapala y Cajititlán.

Información de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales reveló que en 2009 la empresa Celane se fue reportada por descargar contaminantes como cadmio, cianuro, arsénico y mercurio.

De igual manera la empresa Huntsman ha sido señalada por pobladores de El Salto y Juanacatlán como una de las responsables de los estragos en el río Santiago. Ambas forman parte del listado de acaparadores del agua.

“No solamente las empresas se conforman con acumular agua, sino que también algunas de estas forman parte de la lista de empresas que más contaminan. Eso es doblemente grave. La acaparo, la controlo y la contamino”

- María González Valencia

Integrante del IMDEC

En ese sentido tanto la organización como grupos de comunidades afectadas han hecho un llamado para que se modifique el sistema de concesiones por ser violatorio de los principios de equidad y sustentabilidad del agua, demandando que se realice un nuevo proyecto de Ley de Aguas donde este sistema quede derogado.

Aunado a que se revisen estas concesiones, se regulen, vigilen y sancionen a las industrias que además contaminan.

“Si no tomamos cartas en el asunto, en los siguientes meses, estaremos en otro nivel de problemática”, expresó Gabriel Espinoza, defensor del agua en Temacapulín.

La dotación del agua en la metrópoli y las mediciones que se han hecho de este fenómeno muestran que hay un déficit importante en el abastecimiento, tal como lo han señalado las autoridades locales de las últimas administraciones.

De acuerdo con datos de diversos organismos abocados al tema del agua, como el Sistema Intermunicipal, Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA), la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y el Observatorio Ciudadano para la Gestión Integral del Agua en Jalisco, a la metrópoli tapatía llegan 207 litros por persona al día, cuando el observatorio ha recomendado que esta cifra debería ser de 240 y la CONAGUA de un promedio de 300

Como respuesta a esta problemática solo se han puesto sobre la mesa megaproyectos hídricos que, lejos de mejorar la situación del agua en Jalisco, han provocado conflictos de despojo y desplazamiento, donde la población entra en conflicto al decidir quién merece utilizar este bien común

Así, se han proyectado presas como El Zapotillo y su acueducto a León, donde se ha confrontado la falta de agua en Guanajuato y la ZMG, y donde además se ven afectadas la poblaciones aledañas a la presa como Temacapulín, Acasico y Palmarejo, así como las actividades agrícolas que en unos años sufrirán de la escasez, como han denunciado los ganaderos de la zona de Los Altos.


Notas relacionadas

Ene 12, 2020
Lectura 3 min

Dic 12, 2019
Lectura 2 min

Nov 5, 2019
Lectura 2 min

Oct 2, 2019
Lectura 2 min

Comentarios