Las autoridades del municipio de Chichiquila, en Puebla, informaron sobre el hallazgo del cadáver de Brenda, una niña de cuatro años quien había ido a la tienda y presentaba huellas de abuso físico y sexual.

De acuerdo con los primeros reportes de la policía, la pequeña fue encontrada en la comunidad de Ocotlitlán, del municipio de Chichiquila, después que presuntamente tres sujetos abusaron de ella sexualmente.

De hecho, las primeras versiones apuntan a que Brenda se encontraba de visita con su abuela, cuando le pidió dinero para comprar dulces por lo que se dirigió a la tienda; sin embargo, no regresó a su casa y los familiares iniciaron su búsqueda.

Además, otras versiones extraoficiales apuntan que el hecho ocurrió la noche del lunes, cuando la menor fue sustraída de su domicilio por tres sujetos, aunque otra versión indica que se la llevaron cuando salió a comprar a la tienda.

Ante la desaparición de la niña, los familiares la vocearon para dar con su paradero y emprendieron una búsqueda en la comunidad pero desafortunadamente, horas después la pequeña Brenda N, fue localizada sin vida.

También se reportó que fue una de sus tías quien la encontró sin vida, golpeada, con lesiones profundas en la cabeza y con rastros de abuso sexual.

De manera extraoficial, se sabe que tras el feminicidio, ya fueron detenidos los tres presuntos responsables, sin embargo, esta versión no ha sido confirmada por las autoridades competentes, quienes hasta el momento no han emitido ninguna información al respecto.

Ante este crimen, los pobladores de Ocotitlán y las comunidades vecinas del municipio de Chichiquila comenzaron a organizarse.

Puedes leer: Gobierno de Durango desmiente que niña de 9 años haya dado a luz: “Se trata de un caso falso”

Fue a través de redes sociales que anunciaron que realizaran una marcha este miércoles para exigir justicia por el feminicidio de Brenda N, y que los responsables paguen por el delito que cometieron.

Por último, Miguel Barbosa, gobernador de Puebla, manifestó en conferencia de prensa que el hecho se pudo haber evitado, pues la menor debió permanecer cuidada por sus familiares en todo momento, lo que desató polémica en redes sociales.