¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

CASONARVARTE

Abren más líneas de investigación

Icela Lagunas

Antes y después del multihomicidio cometido en la colonia Narvarte, dos ataques con tintes de ejecución se cometieron en la Ciudad de México. En ambos, los agresores utilizaron armas con silenciador para atacar a sus víctimas y huyeron en motocicletas. 

El primero ocurrió el 23 de junio. Víctor Manuel Torres García, alias “El Papirrín”, presunto líder del grupo criminal La Resistencia, fue atacado por dos hombres a bordo de una motocicleta cuando conducía una camioneta por avenida Revolución. Los agresores le dispararon en al menos 10 ocasiones con una arma con silenciador.


Ago 6, 2015
Lectura 5 min

“Hay que ir haciendo los análisis correspondientes, cuidar sobre todo ahora que es tan estricto el proceso y el procedimiento penal, tener un caso sólido”

- Miguel Ángel Mancera

Jefe de Gobierno de DF

Antes y después del multihomicidio cometido en la colonia Narvarte, dos ataques con tintes de ejecución se cometieron en el DF

Antes y después del multihomicidio cometido en la colonia Narvarte, dos ataques con tintes de ejecución se cometieron en la Ciudad de México. En ambos, los agresores utilizaron armas con silenciador para atacar a sus víctimas y huyeron en motocicletas. 

El primero ocurrió el 23 de junio. Víctor Manuel Torres García, alias “El Papirrín”, presunto líder del grupo criminal La Resistencia, fue atacado por dos hombres a bordo de una motocicleta cuando conducía una camioneta por avenida Revolución. Los agresores le dispararon en al menos 10 ocasiones con una arma con silenciador.

Pese al ataque, Torres García -señalado también como el operador del Cártel de Jalisco Nueva Generación en la Ciudad de México-  sobrevivió.

Fue entregado a las autoridades federales de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SIEDO) que lo consignó al Centro de Readaptación Social (Cefereso) número 2 de Occidente, en Puente Grande, Jalisco.

El segundo incidente ocurrió el martes 4 de agosto, cuando Karina Mejía Calvino, de 42 años, se encontraba en el interior de la taquería “El Negro”, ubicado en Río Mixcoac, colonia San José Insurgentes, junto con su hija. 

Al lugar llegaron dos hombres vestidos de negro, entraron y le dispararon sin mediar palabra. Los homicidas escaparon en una motocicleta, misma que abandonaron calles adelante del negocio. La Secretaría de Seguridad Pública del DF hizo el aseguramiento y la presentó ante el Ministerio Público.

En medio de ambos eventos, ocurrió el multihomicidio de la colonia Narvarte, en donde cinco personas fueron asesinadas: Rubén Espinosa, Nadia Vera, Yesenia Quiroz, Alejandra y Mile Virginia Martín.

En ese atentado, los agresores presuntamente utilizaron una almohada como silenciador o armas con dicho dispositivo, pues los vecinos del conjunto de departamento no escucharon ruidos de balazos. 

A todas las líneas de investigación presentadas por las autoridades capitalinas, ahora se añade una más. Los elementos de la Procuraduría de Justicia del Estado analizan a detalle cada uno de estos eventos para determinar posibles conexiones entre ellos.

‘Crimen de Estado’

Pero mientras la Procuraduría local avanza sobre diversas líneas de investigación, algunos activistas e integrantes de movimientos sociales y colectivos estudiantiles mantienen y difunden una resistencia férrea a las versiones oficiales. 

Uno de ellos es el “Movimiento de Acción por el caso Narvarte”, el cual se ha manifestado los últimos días en diferentes puntos de la ciudad para hablar de lo que señalan como un “crimen de Estado”. 

Dicho grupo formó un colectivo que a través de las redes sociales hablan del crimen de la Narvarte como “la masacre organizada por Javier Duarte y el Estado Mexicano”.

Y aunque reclaman justicia para las cinco víctimas torturadas y ejecutadas, resaltan la lucha y activismo que Rubén Espinosa y Nadia Vera ejercieron en Veracruz, a partir de la cual denunciaron los más de 12 casos de periodistas asesinados y desaparecidos en aquel estado sureño gobernado por el PRI. 

‘Hay que trabajar con todo cuidado’

Tras la detención de uno de los presuntos implicados en el multihomicidio cometido en la colonia Narvarte, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, aseguró que la investigación del caso lleva un importante avance. 

Ayer, el titular de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), Rodolfo Ríos Garza informó que peritos de la dependencia encontraron una huella dactilar en un mueble del departamento donde sucedieron los crímenes la cual fue comparada con la base de datos, arrojando la identidad de una persona que cuenta con antecedentes penales, por lo que se ordenó su localización.

Se trata de un ciudadano mexicano de 42 años de edad que estuvo preso nueve años en el Reclusorio Norte por violación y homicidio, y salió en 2005.

El sujeto, de quien no se reveló el nombre señaló en su declaración que estuvo en el departamento cuando sucedieron los hechos y que conoce a los otros dos sujetos que están prófugos, reveló el procurador.

Luego de darse a conocer esa información el jefe de Gobierno reconoció que todavía tienen un compromiso pendiente, ya que se sabe que hay más involucrados en el quíntuple homicidio.

“Hay que trabajar con todo cuidado. He reiterado eso a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, hay que ir haciendo los análisis correspondientes, cuidar sobre todo ahora que es tan estricto el proceso y el procedimiento penal, tener un caso sólido”, advirtió Mancera. 


Notas relacionadas

Jul 31, 2018
Lectura 2 min

CASONARVARTE

Caso Narvarte aún sin esclarecer: CDHDF

Erick Miranda


Jul 31, 2018 Lectura 2 min

Oct 9, 2015
Lectura 2 min

CASONARVARTE

Zafan a Zetas

Indigo Staff


Oct 9, 2015 Lectura 2 min

Sep 13, 2015
Lectura 7 min

CASONARVARTE

Investigación cruza el océano

Icela Lagunas


Sep 13, 2015 Lectura 7 min

Sep 9, 2015
Lectura 5 min

CASONARVARTE

El incómodo defensor

Icela Lagunas


Sep 9, 2015 Lectura 5 min

Comentarios