El arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, afirmó que el aborto es un crimen equiparable a tomar una pistola y dispararle a alguien.

De acuerdo con Notimex, el religioso dijo que es “doloroso” que en el Congreso de la entidad se discuta este tema y no otros “más urgentes”.

El arzobispo consideró que los legisladores deberían estar tratando temas como el Sector Salud, o iniciativas para el bienestar de los ciudadanos.


Habiendo tantas cosas tan urgentes, estarse peleando por ese tema. Para nosotros, el aborto es un crimen, como si yo les diera un balazo o ustedes a mí. Eso es un crimen. Me preocupa que los diputados estén discutiendo estas cosas cuando hay necesidades más urgentes, aseveró.

Aseveró que hablar del aborto no ayuda a la reconciliación de Puebla, que pretende encabezar el gobernador electo, Luis Miguel Barbosa Huerta.

LUCHA POR LOS DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS