Luego de que la titular de la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México, Ernestina Godoy, aseguró que hasta el momento se han logrado acuerdos reparatorios con el 80 por ciento de las víctimas directas e indirectas del colapso de la Línea 12, el abogado de los afectados negó la información

Incluso, el abogado Cristopher Estupinan aseguró que las víctimas han sido hostigadas por personal de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas de la Ciudad de México (Ceavi) para que firmen la indemnización que ofrece Grupo Carso.

“Es indignante que el personal de la Ceavi, junto a personal que se presenta como de la empresa Grupo Carso, se presente sin previa cita, ni abogados, ni asesores jurídicos acreditados a las casas de las víctimas, para hostigarlas y presionarlas, a fin de que firmen un convenio de reparación integral en el que se libere de cualquier responsabilidad a las empresas” señaló.

Estupiñán añadió que no se les permitió a sus representados tener una copia del documento para que pudieran revisarlo porque se les dijo que contarían con la orientación de la Ceavi.

“Se trata de un monto determinado de manera unilateral, sin previa consulta y sin darles la oportunidad a las víctimas de analizarlo y revisarlo con sus asesores jurídicos”, dijo el abogado.

Lee: Fiscalía CDMX confirma que no existe orden de aprehensión contra imputados por Línea 12

Finalmente dijo que esta situación solo responde “a los intereses políticos del actual gobierno, que busca seguir sumando puntos políticos, aprovechándose del dolor y de la tragedia sucedida. No le importa una verdadera reparación”, destacó.

Fue el miércoles durante su segundo informe de labores cuando la funcionaria señaló que la FGJ asumió el compromiso de garantizar a los afectados la reparación integral del daño con base en la constitución política.

“A la fecha se ha celebrado un acuerdo reparatorio con la Ciudad de México, que contempla la reparación de la Línea 12. Al momento llevamos suscritos acuerdos reparatorios con el 80 por ciento de las víctimas directas e indirectas, cumpliendo estrictamente con los estándares internacionales, incluyendo el lucro cesante, que es el ingreso que dejaron o dejarán de percibir las víctimas por la pérdida de la jefa o el jefe de familia proveedor”, aseguró.