A Liliana la quemaron viva en Nuevo León, exige justicia

A Elvia Liliana la drogaron, la golpearon, la violaron y la quemaron viva; sus agresores la dejaron en un terreno baldío en el municipio de Guadalupe. Exige justicia porque no ha recibido la atención correspondiente por parte de las autoridades de Nuevo León

A Elvia Liliana la drogaron, la golpearon, la violaron y la quemaron viva. Exige justicia porque no ha recibido la atención correspondiente

A Elvia Liliana la drogaron, la golpearon, la violaron y la quemaron viva. Exige justicia porque no ha recibido la atención correspondiente

Comparte esta nota

“Toda la noche estoy sin dormir, con dolor, al pendiente y preocupada de que me vayan a hacer algo otra vez a mí y a mi familia”, dice Elvia Liliana, en entrevista con Reporte Índigo.

El 26 de marzo de 2022 tres hombres la drogaron, la golpearon, la violaron. Después, tiraron su cuerpo en un lote baldío del municipio de Guadalupe y le prendieron fuego.

Por un reporte ciudadano, Liliana ingresó ese mismo día al Hospital Universitario Dr. José Eleuterio González. Pero fue dada de alta casi dos meses después, el 22 de mayo.

“Los médicos me dijeron que como mis heridas fueron en 32 por ciento de mi cuerpo, debía tener mucho cuidado con las infecciones porque era muy difícil controlarlas por mi estado. Me quitaron injertos de la cabeza. Mi garganta se me dañó y mis pulmones, por el humo”, expresa.

32%
del cuerpo de Liliana tiene heridas por las quemaduras

La mujer de 23 años de edad considera que no era el momento para salir de la institución médica para la población sin seguro social, aunque sigue bajo tratamiento. Fueron tres semanas las que estuvo en terapia intensiva.

“Más que nada me dieron de alta porque ya tenía mucho tiempo en el hospital, pero no era el momento. Todavía tengo muchas heridas abiertas, es muy doloroso. Tengo que estar aguantando todos los días la impotencia”, señala.

Las autoridades encargadas de perseguir los delitos tampoco han actuado a pesar de que Liliana identifica a sus tres agresores porque le rentaban el cuarto en donde vivía. Ahora reside en la casa de su cuñada, en el municipio de Pesquería.

“Aquí en el municipio donde yo vivo, en Pesquería, el secretario de Seguridad me dijo que él no podía ayudarnos, que porque aquí no me encontraron, que no podía hacer nada”, lamenta.
Hasta hace algunos días, Liliana sólo contaba con el apoyo de su familia. Confiesa que sus cuatro hijos le daban fuerza para salir adelante.

“La verdad nunca hicieron nada, nunca recibí apoyo de nadie, mi esposo era el único que se las veía para llevarme algo de comer, de medicamento, porque pues le pedían cosas en el hospital para mí. Fue el único, y mi mamá, quienes estuvieron ahí conmigo. Las autoridades no me han dado ni resguardo”, reclama.

Con Liliana se han puesto en contacto, según menciona, la diputada local Jessica Elodia Martínez, de Morena, y Leticia Marlene Benvenutti, exlegisladora panista. Ambas le han dicho que buscarán la manera de apoyarla.

“Estaba en depresión y ustedes hicieron que me levantara de nuevo a pesar de que me duelen mucho mis heridas”
LilianaSobreviviente de violencia feminicida

Justicia para Liliana

La Fundación Carmen Sánchez MX, la primera asociación civil en México que brinda acompañamiento integral a mujeres atacadas con ácido, ofreció apoyo a Liliana.

“Ya me puse en contacto con ella, le ofrecí ayuda y estamos tratando de viralizar su caso para que las autoridades de Nuevo León respondan”, publicó Carmen Sánchez, la presidenta de la fundación que lleva su nombre, en su cuenta de Facebook.

Carmen es una sobreviviente de violencia, como Liliana. La mañana del 20 de febrero de 2014, su expareja le aventó un químico en el rostro y cuerpo.

“Me sentí muy bien porque me dijeron que no iba a estar sola y que pues me iban a estar apoyando. Le he estado echando ganas porque ella me ha estado dando ánimos”, afirma Liliana.

El caso de Carmen Sánchez no se ha procesado como lesiones agravantes sino como feminicidio en grado de tentativa. Por ello podría sentar un precedente para más mujeres que han sido atacadas con ácido.

La tentativa es una figura jurídica para sancionar la intención de cometer un delito. El Código Penal de Nuevo León contempla el feminicidio en grado de tentativa en el artículo 331.

“La tentativa del delito de feminicidio se sancionará con pena de prisión que no será menor a las dos terceras partes de la sanción mínima prevista para el delito consumado. Al responsable del delito de feminicidio o la tentativa de este, además de las sanciones antes señaladas, el juez deberá condenarlo también al pago de la reparación del daño a favor de la víctima o de quienes le subsisten”, se lee en los fragmentos 4 y 5 de dicho artículo.

Liliana sobrevivió. La quemaron viva.

No está sola y cientos de personas piden justicia para ella en redes sociodigitales a fin de que su caso llegue a la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León y al gobernador Samuel García. El apoyo que han mostrado los usuarios de Facebook la motiva.

“Eran tres agresores que me hicieron eso, que pues, me quitaron mi vida. Cuando ingreso al hospital me habían dado 24 horas. Que las autoridades hagan su trabajo”, exige la sobreviviente de violencia feminicida.

En la cuenta BanCoppel 4169 1608 4287 7822 a nombre de Aldo Flores, Liliana recibe donaciones

También puedes leer: Ratifica Monterrey acuerdo con USAID en la lucha contra la violencia de género

Salir de la versión móvil