La Constitución Mexicana, en su artículo 74 fracción IV, atribuye a los legisladores de la Cámara de Diputados la facultad no sólo aprobar el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), sino de modificar el dictamen.

“Y derivado de estas facultades tienen la posibilidad de proponer proyectos en los diversos anexos del Decreto de Presupuesto”, dice la Carta Magna.


Por ejemplo, pueden pujar por recursos para proyectos a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), así como conservación y mantenimiento carretero

Es decir, los 21 diputados federales, quienes representan a la población de Nuevo León en la Cámara de Diputados, tienen la obligación de tender puentes para conseguir recursos para mega obras tales como el corredor ferroviario en la Zona Metropolitana de Monterrey (ZMM), conocido como el Tren Suburbano, que recorrerá 62 kilómetros; la carretera Interserrana, que es una conexión de Matehuala-Saltillo con Ciudad Victoria-Monterrey; y la carreta Gloria-Colombia, que podría activar la economía con Texas, Estados Unidos.

Esta será la tarea de siete diputadas y diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI): María de Jesús Aguirre, Karina Barrón, Andrés Cantú, Francisco Espinoza, José Luis Garza, Ildefonso Guajardo y Marcela Guerra.

También de siete panistas: Israel Castillo, Wendy Cordero, Pedro Garza, Annia Gómez, Mariana Mancillas, Víctor Pérez y Pedro Salgado. De tres morenistas: Olga Chávez, Estrella Díaz y Berenice Martínez.

Y finalmente, de dos legisladores de Movimiento Ciudadano (MC), el partido del gobernador electo Samuel García: Agustín Basave y Arturo Bonifacio de la Garza; de Andrés Pintos, diputado del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y de Alberto Anaya, del Partido del Trabajo (PT).

El gobernador electo, Samuel García, dijo que los legisladores federales de Nuevo León están en la Cámara de Diputados para pelear recursos en los proyectos que están registrados en la SCT.

“A la presa le bajaron tantos millones y para eso están los diputados federales y para eso voy a entrar en octubre a pelear en todos los proyectos”, aseguró el gobernador electo.

Contra asignación de presupuesto

El gobernador electo, Samuel García, calificó como histórica la asignación de los recursos que llegarán a Nuevo León para el primer año de su administración.

Sin embargo, los 21 diputados federales de Nuevo León tendrían que buscar acuerdos desde ya con los legisladores de la bancada de Morena, que tiene mayoría en la Cámara de Diputados, para conseguir recursos para los proyectos en la entidad.

Si en realidad quieren que a los neoleoneses les vaya bien, tendrían que formar el bloque Nuevo León. La iniciativa debería ser, sobre todo, de los diputados federales de MC, Arturo Bonifacio de la Garza y Agustín Basave.

Karina Barrón, diputada federal del PRI, aseguró que en el presupuesto se sigue castigando a Nuevo León, por lo que lamentó que no se contemple el apoyo necesario para obras prioritarias en la entidad.

“Es lamentable cómo el Gobierno federal sigue a Nuevo León. Somos el estado que más aporta en el PIB de la nación, pero eso no se ve reflejado en el dinero que se le regresa. Es por eso que me comprometo en buscar un presupuesto que sea más justo para el estado”, publicó en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el coordinador de los diputados federales del PAN por Nuevo León, Víctor Pérez Díaz, calificó como lamentable que la Federación abandone y olvide a la entidad neoleonesa.

“Los legisladores federales del PAN no se quedarán cruzados de brazos por este abandono y pelearán ante la mayoría para que los recursos municipales no se vean afectados y se les restituyan los recursos que tanta falta hacen en estos momentos de crisis económica y sanitaria”, dijo el legislador blanquiazul.

También puedes leer: Alcaldes de oposición unidos por presupuesto digno