Después de que el expresidente Felipe Calderón asegurara que en sus relaciones con empresas extranjeras no incurrió en “tráfico de influencias”, tras las acusaciones de ‘coyotaje’ y ‘corrupción’ que lanzó Andrés Manuel López Obrador en su contra por la supuesta entrega de contratos públicos a la iniciativa privada durante su sexenio, el presidente se volvió a referir al tema.

Durante su conferencia matutina, y a pregunta expresa de los reporteros, el presidente ofreció una disculpa al ex panista: “Que Calderón no se moleste; le pido disculpas, pero se le pasó la mano. Eso no se puede hacer. Esto es un asunto legal”, dijo.

El presidente se refirió al tuit que publicó Calderón en el que rechazó “categóricamente” que en su relación con empresas globales, haya incurrido en tráfico de influencias, conflicto de interés, y mucho menos en actos corrupción”.

Durante la conferencia matutina el presidente afirmó que no se va a callar, pero tampoco a debatir con expresidentes… “Yo digo lo que pienso, no debo callar como momia, no es ético”, aseguró.

Lo anterior se desató luego de que el tabasqueño acusara al expresidente de beneficiar a la empresa Avangrid, entre 2016 y 2018, con contratos para vender energía a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

PUEDES LEER MÁS: CALDERÓN RETA A AMLO A PROBAR ACUSACIONES DE CORRUPCIÓN Y TRÁFICO DE INFLUENCIAS EN SU SEXENIO