Luego de que el gobierno del estado de Puebla decidió suspender el servicio de Cabify, tras el involucramiento de uno de sus conductores en el feminicidio de Mara Fernanda Castilla, en septiembre pasado, la empresa reiniciará operaciones este viernes en la entidad.


La compañía de taxis privados volvió a obtener el permiso para transportar personas, después de que el congreso local aprobó un decreto que reforma diversas disposiciones a la Ley del Transporte.

En un comunicado la empresa refiere que tras las modificaciones a la ley, que fueron publicadas en el Diario Oficial del estado el pasado 6 de noviembre, tomaron la decisión de solicitar nuevamente el registro, y después de ser notificados de su factibilidad, reanudan sus actividades.

Así, reiteró la importancia de que la ley sea cumplida por todas las compañías de Redes de Transporte, “pues sólo así los poblanos podrán contar con alternativas legales que nos permitan ofrecer a nuestros usuarios una mayor calidad y seguridad, bajo los mismos parámetros”.

Mencionó que desde su llegada a Puebla, Cabify ha cumplido con todos los lineamientos y regulaciones locales, “y esta ocasión no será la excepción, pues tras revisar a profundidad las nuevas disposiciones, estamos en capacidad de cumplir con todos los puntos demandados”.


Cabify fue suspendido el 18 de septiembre, tres días después de que el cuerpo de Mara fue encontrado al sur de Puebla capital, en la zona de Xonacantepec. Ese mismo día, la empresa anunció la implementación de un ‘botón de pánico’ dentro de su aplicación que al oprimirlo se comunica a los sistemas de emergencia.