1. PRIMEROS MESES.

EPN rinde primer Informe de Gobierno; lo acompañan los presidentes de la Cámara de Diputados y secretarios de Estado.

El presidente Enrique Peña Nieto inició en la residencia oficial de Los Pinos el mensaje con motivo de su Primer Informe de Gobierno, donde dará a conocer el estado que guarda la Nación en los primeros meses de su gobierno.

Acompañan al presidente los presidentes de la Cámara de Diputados, Ricardo Anaya; del Senado, Raúl Cervantes y de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Juan Silva Meza, así como los secretarios de Estado. (Notimex)

2. TENSA CALMA.

Después de varios días de intensas protestas de maestros de la CNTE, sede del Primer Informe lució tranquila.

En un ambiente de tranquilidad y control arriban a la residencia oficial de Los Pinos, los secretarios de Estado, legisladores, empresarios, representantes obreros y de la sociedad civil, para escuchar el mensaje del presidente Enrique Peña Nieto con motivo de su Primer Informe de Gobierno.

El acceso al lugar es controlado tanto por agentes viales como por la policía federal, quienes desde Calzada Chivatito instalaron un control para desviar el tránsito y permitir sólo el acceso a los invitados.

Desde Avenida Reforma se puede apreciar un ambiente restringido de por lo menos tres retenes para entrar al lugar, sin que se perciba la presencia de manifestantes al momento.

Los invitados llegan en sus respectivos vehículos particulares hasta la Glorieta de Chivatito, donde una comisión de seguridad los recibe para permitir su ingreso. Los vehículos no permanecen más de tres segundos en lo que los invitados descienden y luego se retiran del lugar. (Notimex)

3. BLOQUEO EN CHIAPAS.

Profesores de la CNTE cercaron los accesos a la Torre Chiapas Mesoamericana, al oriente de Tuxtla Gutiérrez.

Profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) bloquean accesos a la Torre Chiapas Mesoamericana, al oriente de la ciudad en protesta a la reforma educativa.

En el edificio se encuentran oficinas públicas federales, estatales, municipales y empresas privadas, entre las más importantes la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Desde el pasado miércoles afiliados a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) suspendieron clases y por cuarto día consecutivo, miles de alumnos se han quedado sin clases.

Además, en la plaza central siguen los campamentos para manifestar su rechazo a la reforma educativa que se discute en el Congreso de la Unión.

En contraparte, integrantes de la Alianza Institucional del Comité Ejecutivo de la Sección 7 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), encabezados por su coordinador Gilberto Zavala Medina, se manifestaron en contra de la movilización y llamaron a sus compañeros a volver a las aulas.

En entrevista, Zavala Medina reiteró el compromiso de su gremio para impulsar la transformación del sistema educativo nacional desde cada escuela de Chiapas.

Reconoció que es necesario avanzar en la diversidad y desde diferentes métodos de lucha para transitar por la vía de la negociación y la construcción de acuerdos garantizar los derechos de los trabajadores.

Calificó de minoritario el grupo que mantiene una posición de rechazo a la reforma educativa, ya que un total de 53 mil docentes continúan sus labores en las escuelas de Chiapas. (Notimex)

4. ALARMA CARIOCA.

Autoridades brasileñas se movilizaron después de conocer espionaje del gobierno de EU a mensajes de Dilma Rousseff.

Autoridades del gobierno y diplomáticos en Brasil se movilizaron intensamente para analizar las denuncias sobre el espionaje del gobierno estadounidense a los mensajes de la presidenta Dilma Rousseff.

El espionaje fue revelado la noche del domingo en el noticiario televisivo Fantástico, de la red Globo, por el periodista norteamericano Glenn Greenwald con base en documentos obtenidos por el exempleado de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA, por sus siglas en inglés) Edward Snowden.

Los documentos revelan que esa entidad interceptó comunicaciones de Rousseff y del presidente mexicano Enrique Peña Nieto antes de que éste asumiera el cargo.

Rousseff modificó su agenda de la mañana del lunes para encontrarse con el ministro de las Comunicaciones, Paulo Bernardo Silva, y con el secretario general del gobierno, Gilberto Carvalho, para discutir el espionaje de sus comunicaciones.

En tanto, el ministro de las Relaciones Exteriores Luiz Alberto Figueiredo se encontró en horas de la mañana con el embajador estadounidense Thomas Shannon, quien fue convocado a dar explicaciones sobre las revelaciones.

Ninguna de las partes hizo comentarios públicos después de los encuentros celebrados en Brasilia.

El diputado Nelson Pellegrino, presidente de la comisión de Relaciones Exteriores de la cámara calificó de “gravísimas” las denuncias y apoyó la decisión del gobierno de convocar a Shannon.

“En caso de que se confirme que la presidenta Dilma (Rousseff) fue espiada, tenemos un episodio inaceptable de violación a la soberanía nacional”, dijo Pellegrino a periodistas.

Agregó que “por lo que sabemos, Estados Unidos no acepta ningún tipo de acuerdo que preserve la privacidad de personas comunes y de autoridades. Ellos se consideran legalmente amparados y esta postura es inadmisible”.

En agosto, en una visita a Brasilia, el secretario de Estado norteamericano John Kerry evitó responder a preguntas de la prensa brasileña sobre si su país dejaría de espiar al país sudamericano y aseguró que el espionaje cuenta con el respaldo de los tres poderes del Estado estadounidense y que ha servido para evitar ataques terroristas en todo el mundo.

La información revelada el domingo por Greenwald se basa en documentos de junio de 2012 que muestran que mensajes de correo electrónico de Peña Nieto fueron leídos por agentes de la NSA, incluyendo algunos en los que discute nombramientos de ministros.

En el caso de Rousseff, el documento en poder del periodista no muestra detalles del contenido o destinatario de los mensajes de la presidenta, aunque deja claro que sus correos fueron leídos mediante el programa DNI Presenter, utilizado por la NSA para abrir y leer correos electrónicos y conversaciones en línea. (The Associated Press)

5. LLAMA A REFLEXIÓN.

Presidente venezolano pide a Obama evitar que se repitan casos ‘desastrosos’ como la intervención en Afganistán.

El presidente venezolano Nicolás Maduro envió una carta a su par estadounidense Barack Obama en la que le pidió detener una posible intervención militar en Siria y señaló que esa acción podría alentar la llegada Al Qaeda al poder en ese país.

Maduro llamó a Obama a reflexionar ante la “la injusta, nefasta y aterradora posibilidad de una intervención militar estadounidense contra el pueblo de Siria”, según señala el texto de la misiva difundida la noche del domingo por el gobierno.

“Unamos esfuerzos para que nunca más vuelvan a repetirse expedientes tan desastrosos como los de Irak, Afganistán o Libia”, indicó el mandatario venezolano al advertir que una intervención militar en Medio Oriente “sería desastrosa para toda la región del Mediterráneo del Este”.

“¿Usted va a declarar y desencadenar una guerra para favorecer la llegada al poder de Al Qaeda en la República Árabe Siria?”, se preguntó Maduro, cuyo gobierno es cercano al mandatario sirio Bashar al Assad.

El sucesor del comandante Hugo Chávez se manifestó a favor de que el pueblo sirio resuelva su conflicto bajo el “derecho a la libre determinación”.

En su defensa a Al Assad, Maduro rechazó recientemente los señalamientos contra el gobierno sirio sobre el uso de armas químicas y planteó que esa acusación tiene “el tufo de lo mismo que dijeron contra Irak” sobre que tenía armas de destrucción masiva.

Desde que asumió el gobierno en abril Maduro inició algunos acercamientos hacia Washington que avanzaron luego de un encuentro que tuvo a mediados de año en Guatemala el canciller venezolano Elías Jaua con el secretario de Estado John Kerry durante la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos.

A raíz de declaraciones que realizó en julio la nueva embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Samantha Power, contra Venezuela y la postura que mantuvo Maduro a favor de Snowden, ambos gobiernos volvieron a distanciarse. (The Associated Press)