La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) declaró alerta sanitaria máxima por los riesgos a la salud que representan los productos comúnmente denominados vapeadores en todas sus modalidades.

“Ningún vapeador o calentador de tabaco cuenta con autorización sanitaria, ni reconocimiento por parte de la Secretaría de Salud como productos de riesgo reducido o alternativo”, señala un comunicado de la dependencia.

Vapear es la práctica de inhalar el vapor del líquido o cera que se calienta, los cuales contienen sustancias, como la nicotina, cannabinoides como el tetrahidrocannabinol (THC), cannabidiol, aditivos y aromatizantes como el propilenglicol, el glicerol y la nicotina aromatizada.

Vapeadores contienen sustancias cancerígenas

El organismo explicó que en dispositivos de vapeo se encuentra un acetato de vitamina E que constituye un riesgo alto para la salud al tratarse de una sustancia tóxica que puede ocasionar enfermedades respiratorias agudas e incluso la muerte.

El acetato de vitamina E por sus características físico químicas cuando se calienta en los cigarrillos electrónicos se forma un ceteno, el cual es un compuesto reactivo que tiene el potencial de ser un irritante pulmonar, dependiendo de la concentración utilizada puede interferir en el funcionamiento normal del sistema respiratorio adhiriéndose al tejido pulmonar ocasionando la formación de trombos por la inhalación de esta sustancia.

En México, en la población entre los 12 y 65 años, al menos 5.02 millones han usado alguna vez un vaper y 975 mil lo utilizan. En la población adolescente, 938 mil han probado alguna vez estos dispositivos y 160 mil lo utilizan.

Pese a que los cigarros electrónicos y los productos de tabaco calentado son promovidos como una alternativa para dejar de fumar, su eficacia no ha sido comprobada.

En cambio, sus derivados de compuestos carcinógenos, sustancias tóxicas y emisiones en forma de aerosol representan un grave riesgo para quienes los consumen.

Lee: Movimiento Ciudadano exige regular vapeadores; consumidores aumentan exponencialmente

Un estudio realizado y compartido a la autoridad sanitaria por el Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) mostró la presencia de acetato de vitamina E en más de 35 muestras de personas fallecidas que consumían dispositivos de vapeo como cigarros electrónicos.

Diseñan estrategia para prevenir riesgos

Cofepris determinó que este riesgo es de alta prioridad para proteger la salud de las personas, por lo que anunció tres acciones contundentes para prevenir daños a la salud por esta causa:

  • Fortalece las acciones de vigilancia sanitaria, incrementando el número de visitas de verificación y aseguramientos de dispositivos.
  • Refuerza la capacitación de autoridades sanitarias de las entidades federativas sobre control sanitario de este tipo de productos y los establecimientos que los venden.
  • Implementa la Jornada Nacional de Denuncia Sanitaria enfocada en promover la vigilancia y los reportes ciudadanos sobre máquinas expendedoras y puntos de venta que comercialicen estos productos.