Este 2022 se convirtió en el año más violento para Nuevo León, a pesar de que aún no termina, después de que se registraran varias ejecuciones con armas de alto impacto.

En el actual año se registran una mayor cantidad de homicidios en comparación con el mismo periodo, es decir, el primer año de gobierno, del exmandatario Jaime Rodríguez Calderón.

Reporte Índigo adelantó que este año pintaba para la entidad como uno de los más violentos, tras arrancar con el asesinato de ocho personas durante el pasado 1 de enero.

Otro de los indicativos que anticipaba el escenario actual es que en seis meses de 2022; febrero, abril, mayo, junio, julio y agosto, se registraron cifras de hasta tres dígitos, pues se rebasaron los 100 asesinatos.

Cifras de la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León arrojan que este año se acumulan, hasta el mes de septiembre, mil 097 ejecuciones, cifra que rebasa a la reportada en 2021, cuando se registraron mil 069 asesinatos. Este fue el último periodo de “El Bronco”, el cual compartió con el ahora gobernador Samuel García.

La prevalencia de cifras de tres dígitos en los índices de asesinatos en la entidad, durante seis meses, es algo no visto desde 2019, lo que demuestra que en Nuevo León los asesinatos van en ascenso.

Durante seis meses; febrero, abril, mayo, junio, julio y agosto, las cifras de homicidios registradas en Nuevo León rebasaron los tres dígitos

Incluso, hay días en los que se han registrado más de 9 homicidios en 24 horas.

En enero de 2016, el primer año entero en el que gobernó Jaime Rodríguez Calderón, se registraron 644 homicidios dolosos. En 2017 se contabilizaron 656 víctimas, mientras que en 2018 se reportaron 825 asesinatos. Para 2019 se consignaron 956 delitos de este tipo, mientras que en 2020 se sumaron 914 y, en 2021, mil 069 ejecuciones.

Otro de los crímenes que conmocionó a la ciudadanía, fue el hallazgo, el pasado 9 de febrero, de una fosa clandestina en la cual estaban 12 cuerpos en un campo de futbol del municipio de Escobedo.

La escena de policías buscando cadáveres en un lugar despoblado, recordó a los habitantes del estado los tiempos más violentos, ocurridos entre 2011 y 2012, donde era recurrente la práctica de enterrar a las personas, algunas incluso vivas.

Por el momento, la estrategia para bajar los índices de ejecuciones pareciera estar sin brújula. Aldo Fasci Zuazua arrancó como titular de la Secretaría de Seguridad Pública en este año, pero renunció a su cargo el 13 de julio pasado.

Fasci Zuazua formó parte, durante los últimos tres años, de la administración pasada. Ahora que Gerardo Palacios Pámanes tomó el control de esta corporación policial, la tendencia de cifras de tres dígitos en este tipo de delitos continúa.

Apenas en junio de este año, seis policías de Fuerza Civil fueron asesinados en una emboscada en el municipio de Anáhuac. Este es, hasta ahora, el ataque más letal en la historia de esta corporación policial en Nuevo León.

A pesar de todo ello, Palacios Pámanes justifica este aumento de la violencia. En la mesa de trabajo de la Comisión de Justicia del Congreso local, el secretario de Seguridad Pública utilizó todo el tiempo de su intervención para explicar la falta de herramientas en esta corporación, a manera de justificación de los índices delictivos.

Según Pámanes, hay unos 250 elementos de esta corporación que están dedicados a tareas de custodia de inmuebles, patrullaje, seguridad en el Metro, seguridad en el transporte público y bancos.

Aumento de ejecuciones y segundo lugar en feminicidios

Nuevo León continúa situándose en el segundo lugar a nivel nacional en feminicidios. En el mes de agosto se reportaron 70 asesinatos de mujeres por razones de género, según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), ocho más de los registrados en el mes de julio de 2022.

La entidad se sitúa sólo por debajo del Estado de México, que reporta 93 feminicidios en el mismo periodo. Por otra parte, Nuevo León se encuentra muy arriba de otros estados, con una diferencia de por 20 asesinatos de mujeres, como Veracruz que acumula una cifra de 49 crímenes y la Ciudad de México que contabiliza 45 feminicidios.

En este contexto existen casos como el de María Fernanda Contreras, Debanhi Escobar y Yolanda Martínez, los cuales han movilizado a las mujeres de Nuevo León para exigir justicia, lo que ha marcado este año como uno especialmente violento para las mujeres de la entidad.

Quizá el caso más emblemático de violencia contra las mujeres es el de Debanhi, el cual aún genera más dudas que certezas. El tercer peritaje al cuerpo de la joven, estudiante de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), no esclareció su muerte, pues hasta el momento no se sabe cómo fue que la joven murió por asfixia.

El peritaje revela un intervalo post mortem de tres a cinco días a partir del hallazgo del cuerpo de la joven de 18 años, quien fue localizada en el interior de una cisterna del hotel Nueva Castilla, en el municipio de Escobedo.

Te puede interesar: Agosto violento, Nuevo León rebasa 900 homicidios