El 6 de junio de 2021 Nuevo León realizará elecciones para suceder a la administración de Jaime Rodríguez Calderón. Por ello, en este 2020 es probable que los aspirantes a la gubernatura hagan públicas oficial o informalmente sus intenciones políticas.

Víctor Fuentes: Senador

En julio de 2019, el senador panista tuvo una reunión para dialogar, con miras a la contienda electoral, con el expresidente municipal de San Pedro Garza García, Mauricio Fernández.

Ambos hablaron de la posibilidad de buscar la gubernatura pero el fundador del partido albiazul aseguró que apoyaría al ahora legislador como candidato.

El panista se ha colocado dentro de los primeros tres lugares en las encuestas aunque no ha habido un destape oficial, pero tampoco suenan otros nombres como candidatos en el Partido Acción Nacional (PAN). El propio Felipe de Jesús Cantú no sólo perdió la elección extraordinaria en la Alcaldía de Monterrey, también la posibilidad de ser considerado. Lo cierto es que otros líderes albiazules nacionales o locales no le han manifestado su apoyo.

Adrián de la Garza: Alcalde de Monterrey

Los medinistas se organizan para proponer al alcalde de Monterrey como el aspirante natural a la candidatura.

Entre impugnaciones, ratificaciones y una elección extraordinaria, el priista logró reelegirse como alcalde de Monterrey y acabar con las aspiraciones del panista Felipe de Jesús Cantú.

El 14 de diciembre de este año, el exsenador priista Jorge Mendoza reunió a la clase política tricolor en una posada. En el evento, De la Garza fue recibido con porras y halagos pero aclaró que no se estaba candidateando.

Al contrario, el edil ha pedido, principalmente a los de su partido, no adelantar los tiempos. Él asegura que está concentrado en el gobierno regiomontano, aunque reconoce que es normal que se platique de las elecciones.

Ildefonso Guajardo: Exsecretario de Estado

En febrero, el destape de Ildefonso Guajardo cimbró a la clase política, pero sus intenciones podrían sumar el apoyo de la cúpula empresarial.

“Como servidor público que he sido toda mi vida y neoleonés, sin duda para mÍ sería un gran privilegio y aspiro a ser gobernador de este estado”, mencionó el priista durante un desayuno.

El regiomontano no es afín al grupo del exgobernador Rodrigo Medina, más bien es cercano al exmandatario, José Natividad González Parás, quien lo nombró Jefe de la Oficina Ejecutiva de 2000 a 2003.

Estuvo seis años como secretario de Economía en el gabinete del expresidente Enrique Peña Nieto y fue el principal renegociador del Tratado de Libre Comercio, pero su partido aún tiene que definir si él lo representará.

Samuel García: Senador

Movimiento Ciudadano adelantó sus tiempos. En agosto de 2019, efectuó la instalación de la Comisión Operativa de la Dirigencia Estatal. Con la intención de pintar a la entidad neoleonesa de color naranja para 2021, García dejó la coordinación a Agustín Basave.

“Este nuevo equipo no sólo está para tres o seis años. En 2021 cuando gobernemos y tengamos Jalisco y Nuevo León, otro gallo cantará”, pronunció.

En septiembre, no sólo confirmó que el dirigente nacional emecista José Clemente Castañeda lo apoya al interior del partido. También dijo que no había otra fuerza política con posibilidades para disputar la gubernatura.

Ahora, “el senatore” lidera las encuestas y comparte en sus redes digitales la preferencia de los ciudadanos neoleoneses.

Tatiana Clouthier: Diputada

Las encuestas colocan en segundo lugar a la ahora diputada federal de Morena y quien fuera la coordinadora de campaña cuando Andrés Manuel López Obrador (AMLO) era candidato a la Presidencia de la República.

La morenista da batalla a Samuel García en una entidad en la que el senador parece ya estar en campaña. Ella simplemente se mantiene al margen.

El aspirante a la dirigencia nacional de Morena, Alejandro Rojas, advirtió que pugnará porque el abanderado guinda sea alguien arraigado al partido, como la legisladora Clouthier. La delegada del Gobierno federal en Nuevo León, Judith Díaz, también ha dicho que buscará la candidatura de gente cercana al presidente.

Waldo Fernández: Exfuncionario estatal

Desde este mes, iniciará su encomienda de preparar el terreno político para Morena de cara a 2021. Aunque, por su cercanía con el Gobierno federal, podría ser uno de los potenciales candidatos del partido guinda en Nuevo León.

Definitivamente, Fernández no se convertirá en el sucesor de la corriente independiente como se pensó.Hay que recordar que a menos de un mes de que renunció como titular de la Oficina de Representación del Gobierno estatal en la Ciudad de México y encargado del Despacho de la Coordinación Ejecutiva de la Administración Pública de Nuevo León, se incorporó a la Secretaría de Gobernación (Segob), que encabeza Olga Sánchez Cordero, como nuevo titular de la Unidad de Gobierno.

Por ello será uno de los actores a seguir en 2020.

Clara Luz Flores: Alcaldesa de Escobedo

La alcaldesa priista de Escobedo podría negociar su candidatura al interior de su partido, en un año en el que su carrera política parece haber tomado fuerza después de su nombramiento como presidenta de la Conferencia Nacional de Seguridad Pública Municipal en febrero.

Sin embargo, su mandato ha sido reconocido por políticos de Morena, como Olga Sánchez Cordero, cuando elogió Puerta Violeta o Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Participación Ciudadana, la vez que la felicitó por sus resultados en esta materia. Estos hechos han dado pie al rumor de que podría renunciar al PRI.

Su esposo, Abel Guerra, líder del Grupo Escobedo, expresidente del Comité Directivo Estatal y excandidato tendrá que seguirle los pasos tricolores o guindas.

Miguel Treviño: Alcalde de San Pedro

Aunque ha descartado que busque suceder a Jaime Rodríguez en la gubernatura, el alcalde de San Pedro Garza García podría ser un abanderado sin partido y continuar con el escenario independiente en Nuevo León por seis años más.

El edil aparece en varias encuestas como una opción para los ciudadanos neoleoneses que no piensan dar su voto a las fuerzas políticas que han ganado los comicios electorales en ocasiones anteriores.

Treviño, además, podría promover su imagen como candidato autónomo y distinto a lo que fue el gobierno de “El Bronco”, pues al menos ya figura como un actor político a seguir durante 2020 pese a los resultados que ha dado esta forma de hacer política.

A año y medio de la contienda, Treviño tiene tiempo de sumar gente.

También puedes leer: Nuevo León, peligro para viajeros: alerta EU