El 2018 se observa con claroscuros en la minería mexicana. Mientras la Cámara Minera de México (Camimex) considera que 10 nuevos megaproyectos que se pondrán en marcha en este año detonarían al sector, la Secretaría de Economía (SE) reconoce que durante el 2017 al menos 14 empresas mineras trasnacionales abandonaron el país.

La SE no alude a las causas que motivaron la salida de los corporativos mineros, pero la mayoría de las regiones en donde se proyectaban sus minas, principalmente para la producción de oro, plata, cobre, zinc y plomo, se distinguieron por la inestabilidad social a causa de la defensa de la tierra que hicieron las comunidades y la presencia de grupos armados.


Con la salida de las trasnacionales originarias de Canadá, Australia y EU, quedaron abandonados proyectos extractivos en Sinaloa, Sonora, Zacatecas, Chihuahua, Durango, Chiapas, Guanajuato, Michoacán y San Luis Potosí

Pero frente a los proyectos mineros en retirada, este año continuarán avanzado otros 936 a los que no ha desalentado la movilización social que continúa en la defensa del suelo y del medio ambiente.

De todos los países con presencia de empresas mineras en México, Canadá lidera con más de 75 por ciento de los 936 proyectos mineros a su cargo, sigue Estados Unidos con una participación del 13 por ciento, mientras que China, Italia, Australia, India, Perú, Japón, Suiza, España, Corea del Sur y Reino Unido comparten poco más del 7.5 por ciento de todos los proyectos mineros iniciados desde el año pasado.

De los 936 proyectos mineros, solamente 43 de ellos, el 4.5 por ciento, son realizados por empresas mineras de capital mexicano asociadas con otras empresas internacionales.

De los todo los proyectos mineros para los que la SE ha dado autorización, a través de la entrega de más de 24 mil concesiones, el 63 por ciento corresponde a la búsqueda de metales preciosos, como oro y plata, el 14.7 por ciento son proyectos para la extracción de minerales polimetálicos, el 12.8 por ciento son de minerales de cobre, mientras que el 5.6 por ciento corresponden a mineral de hierro.

Proyectos en puerta

Entre los 10 proyectos a los que le apuesta la Cámara Minera de México para que este sector se reactive en el transcurso del presente año, el 50 por ciento de ellos se concentran en Sonora, lo que ubicaría a esta entidad como la de mayor captación de inversión extranjera dentro del sector minero en los últimos cinco años.

Los cinco proyectos mineros que durante el 2018 habrán de arrancar en esta entidad, tendrán una inversión superior a los 2 mil 100 millones de dólares, que es por mucho superior a la inversión registrada por el sector minero en el 2017 en esta entidad, que osciló en un monto superior a los 740 millones de dólares.

Los proyectos mineros en puerta para este año también harán que el estado de Sonora siga a la cabeza en la producción de oro, cuyo liderazgo lo mantiene actualmente con la participación de empresas como Frenillo PLC, que produce en las minas La Herradura y Noche Buena más de 703 mil onzas de oro anualmente, Alamos Gold que produce en la mina Mulatos más de 154 mil onzas de ese metal y Agnico Eagle que produce en la mina La India más de 115 mil onzas de oro por año.