Con el cabello y cejas pintados de blanco, dos hombres se disfrazaron de personas adultas mayores para recibir su vacuna contra COVID-19 en la alcaldía Coyoacán de la Ciudad de México.

Los hechos ocurrieron el sábado 27 de marzo en el Centro de Estudios Navales en Ciencias de la Salud (Cendis) de la Secretaría de Marina (Semar), donde se realizaba el proceso de vacunación para los habitantes de esa alcaldía.

Los hombres, de 30 y 35 años de edad, se personificaron como adultos mayores utilizando documentos de identificación de otras personas, explicó Christina Cruz, delegada Estatal de los Programas de Desarrollo para el Bienestar en la CDMX.


“Se vacunaron en la sede del Censis de la Marina, fueron dos jóvenes de 30 y 35 años, los cuales utilizaron documentación de alguna otra persona, es usurpación de identidad”.

Los sujetos fueron descubiertos debido a su tono de voz, pues una funcionaria del centro de vacunación se percató de que ésta no correspondía con la edad que presumían tener.


“Al final del proceso de vacunación, una servidora de la nación se dio cuenta por la voz que no coincidía, entonces fue cuando se llamó a las autoridades y se está siguiendo el proceso necesario”.

Ambos fueron detenidos por el delito de usurpación de identidades, pues “utilizaron documentación de otra persona, no estaba alterada la documentación, más bien era de otras personas; iban caracterizados como adultos mayores, pintados de canas la cara, las cejas y con caretas para que no fueran reconocidos”.

La jefa de gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum, llamó a la población a esperar su turno en el proceso de vacunación y evitar incurrir en este tipo de delitos.

“Lo que hicieron fue falsificar documentos oficiales”, dijo. “Esa es la razón por la cual están detenidos y obviamente siguen su proceso, como cualquier persona que haga mal uso de los documentos oficiales”.

Señaló que ella misma no ha recibido su vacuna, sino que tendrá que esperar a que sea su turno cuando la inoculación toque a personas mayores de 50 años.


“Cometieron este delito en el proceso de vacunación. Entonces, obviamente a todos nos tocará la vacuna, yo todavía no estoy vacunada, me tocará cuando le corresponda a las personas entre 50 y 59 años”.

Te puede interesar: Vacunas cuestionadas por errores y omisiones