En el marco del 80 aniversario de la expropiación petrolera, Enrique Peña Nieto, presidente de Mèxico, aseguró que el 1 de julio los mexicanos no sólo tendremos la oportunidad de elegir a su sucesor, sino también de decidir el rumbo de la Reforma Energética, uno de los mayores logros de su administración.

El representante del Ejecutivo aprovechó su discurso para advertir de los riesgos de regresar a los ‘dogmas del pasado’.

“Los mexicanos tendremos la oportunidad de evaluar la congruencia y consistencia”, aseveró el mandatario.

El presidente llamó a los ciudadanios a comparar las propuestas de los distintos candidatos, y comparar “las acciones de ayer con las posiciones de hoy, los dogmas del pasado con los postulados del presente”.

Peña Nieto consideró que en México se corre el riesgo de “regresar a un modelo cerrado”.

El mandatario celebró que Petroleos Mexicanos (Pemex) ahora tenga la oportunidad de aliarse con otras empresa