La actriz, y profesora, Yalitza Aparicio, recibió miles de comentarios racistas de internautas el pasado sábado, ante ello la joven compartió el primer artículo que escribió para el periódico estadounidense The New York Times, en el que afirmó que trabaja para ayudar a su país a ser menos racista.

La protagonista de Roma denunció los mensajes racistas con los que fue atacada, sin embargo, no se rinde pues sigue trabajando por un mejor país.

Eso fue lo que expresó en su mensaje en el que contestó todos los tuits de odio de diversos usuarios de las redes sociales.

“Hola a todos, estoy aquí trabajando para ayudar a mi país a ser menos racista mientras soy tendencia a causa de ello. Aprovecho para compartirles mi primer artículo para el @nytimes, espero que les guste ¿Cómo va su sábado?”, escribió en Twitter.

El artículo titulado “In Mexico, ‘Roma’ Lit a Fire for Workers Rights” (En México, ‘Roma’ encendió fuego por los derechos de los trabajadores), es parte de “The Big Ideas”, un repositorio de ensayos escritos por artistas, escritores y pensadores que responden la pregunta ¿por qué importa el arte?.

Según Yalitza, el filme de Cuarón puso en el centro de las conversaciones temas como racismo, discriminación hacia las comunidades indígenas y e los derechos de las trabajadoras domésticas.

“El arte arroja luz sobre los problemas urgentes, necesarios y, a veces, dolorosos que no siempre son fáciles de abordar porque nosotros como sociedad no hemos podido resolverlos”, menciona Aparicio en su texto.

TE SUGERIMOS: UNESCO NOMBRA A YALITZA APARICIO EMBAJADORA DE BUENA VOLUNTAD

La joven relata cómo estuvo a punto de no asistir al casting para la película, pues la industria le era ajena ya que no se identificaba con los actores y actrices pues no se parecían a ella, ni a nadie que conociera.

“Después de que fui nominada para un Premio de la Academia por interpretar a Cleo, comenzaron a circular comentarios racistas en las redes sociales. Los comentaristas cuestionaron por qué fui nominada, haciendo referencias a mi origen social y étnico”, escribe Aparicio acusando el racismo del que fue, y sigue siendo, víctima.

En el texto restante Yalitza aborda cómo es que tras la película el Congreso mexicano aprobó un proyecto de ley que otorga derechos laborales a las trabajadoras domésticas y cómo poco a eco su participación en la película por la que estuvo nominada al Óscar despertaron en ella a una activista por los derechos de las trabajadoras domésticas, los indígenas y las mujeres.