Jugar en las calles, hacer amigos, tener días de risas, son cosas que marcan la infancia de muchas personas alrededor del mundo, la vida en los barrios ha cambiado constantemente, y de esta forma, un poco nostálgica, los artistas le componen obras a ese mundo que poco a poco se ve más borroso. De esto va la Señora Tomasa, grupo español que lanza su sencillo Ya no se juega, en tierras aztecas.

El grupo nace en 2012, en Barcelona, España, con gran influencia por la música que se hace de ese lado del atlántico, pero con una predilección por los ritmos latinos y caribeños, con los cuales genera un estilo único lleno de alegría y ritmo que puede poner a bailar a cualquiera.

El origen del nombre del grupo se encuentra en su primer éxito, de título homónimo, “La Señora Tomasa” se erige como un personaje ficticio que representa la fusión de los siete músicos que componen la banda.

Electrónica y latin con mucho groove, son los ritmos con los que fácilmente se le puede identificar a la Señora Tomasa, sin embargo llegan a experimentar más sonidos urbanos, por lo cual no paran de evolucionar su sonido y generar un lenguaje propio, que precisamente se identifica con el barrio, con la vida urbana y las historias que la componen.

Ya no se juega es una representación de todas esas características del grupo y de su cercanía con Latinoamérica. Incluido en el tercer disco de la banda Alegre pero peligroso y que hoy se estrena para transportarnos a nuestra infancia, y al mismo tiempo abrirnos al mundo.

El video esta dirigido por Terral Studio, y es presentado a partir de hoy en tierras mexicanas, para encontrar en estos sonidos una nueva alternativa a la música y nos deja con la expectativa del disco al que pertenece el sencillo, un trabajo que incluye nueve canciones y dos interludios y que cuenta con las colaboraciones del rapero canario Bejo, la belga Coely y el ghanés Stonebwoy.

También puedes leer: Jenevieve, inspiración latina para ritmos nuevos