Desde que Mi villano favorito llegó a cines en 2010, esta franquicia se convirtió en una mina de oro para Universal Pictures y su estudio de animación Illumination, porque, a la fecha, han recaudado más de 3.7 mil millones de dólares a nivel global.

Cuando se les ocurrió explotar la fórmula de los minions con su propio largometraje, en 2015, vieron cómo es que estos graciosos personajes son redituables con o sin Gru en pantalla, por eso ahora, a siete años de distancia, llega otra precuela, que se titula Minions: nace un villano.

En esta película, Gru aparece con tan sólo 11 años y tres cuartos de edad y, desde entonces ya es un villano en ciernes que aspira a formar parte de Los Vicio 6, un grupo de maleantes que están reclutando a un nuevo asociado, debido a que han perdido a uno de los suyos en circunstancias misteriosas.

Pero sus ayudantes amarillos estarán presentes para auxiliarlo, aunque él quiera iniciar su carrera de villanía en solitario, porque ellos son fieles a “su jefecito”, quien todavía ignora varios peligros del mundo. Gru es secuestrado por un malvado personaje, aunque de buen corazón como él.

“Estas películas continúan resonando debido a los personajes. Los minions encantan y deleitan al público, y aunque Gru es un villano, aún lo consideramos muy identificable y queremos que tenga éxito en cualquier situación”
Chris MeledandriFundador de Illumination

Minions: nace un villano cuenta con las voces en español de Andrés Bustamante, Itatí Cantoral, Christian Martinoli y Luis García, que en inglés son respectivamente realizadas por Steve Carell, Taraji P. Henson, Danny Trejo y Dolph Lundgren.

Su estreno en México será el 29 de junio, dos días antes que en Estados Unidos.

Inspiración disco en Minions

El cineasta Kyle Balda, quien ha dirigido Minions (2015), Mi villano favorito 3 (2017) y ahora Minions: nace un villano, platica que tenía la misma edad que Gru cuando transcurría la década de los 70, la cual estuvo plagada de música y aspectos que ahora son referencias culturales; todo eso fue determinante para elegir ese tiempo y espacio para desarrollar el filme.

“La televisión, la música, los autos, los peinados, los pantalones acampanados, todo tenía mucho estilo. Y con los colores vibrantes, los destellos, la discoteca, fue una década visual, sin duda, y muy nostálgico mirar hacia atrás en esta época en busca de inspiración”, se sincera el animador.

Cuando los minions van en búsqueda de Gru se encuentran a una maestra de artes marciales, este es un guiño claro que Balda quería hacer, por cómo estos largometrajes estaban presentes, con íconos como Bruce Lee durante esta década de cambio en el mundo.

“Recorrimos muchas de las películas que disfruté cuando era niño. El primero que me viene a la mente es La cámara 36, de Shaolin (1978), porque muchos de los gadgets de esa película fueron influyentes para nosotros, pero la mayor fuente de inspiración provino de las películas cómicas de kung fu”, narra el director.

El estreno de Minions: nace un villano, en México, será hoy 29 de junio, dos días antes que en Estados Unidos

Otros de los tributos que Balda quería hacer, eran a El maestro borracho (1978), cuando Jackie Chan comenzaba a sobresalir en el cine asiático, además de las recientes Shaolin Soccer (2001) y Kung-Fusión (2004), del director Stephen Chow, que claramente son una parodia del género de acción que se hace en China.

También puedes leer: La Animación se mete de lleno en la vida cotidiana