Fuerte, empoderada, vestida de charro y mirando de frente es como se muestra Edith Márquez en su nuevo material +Mexicana. A través de ocho canciones, la intérprete le canta al dolor, al mismo tiempo que refleja el poder femenino, ese por el que tanto han luchado las mujeres.

“Entiende que ya”, “Olvídalo”, “Es complicado”, “Qué ironía” y “Remando” son algunos de los temas que componen este EP, en donde la cantante mexicana se acompaña del mariachi, pero con un toque más contemporáneo.

“Tengo dos años de venirlo trabajando. Primero, de imaginarme que quería hacerlo; luego, llevarlo a cabo y, ahora, que ya está saliendo, la verdad es un orgullo enorme el poder mostrarlo completo, porque como íbamos sacando sencillo por sencillo, yo ya tenía unas ganas de que escucharan ‘La escalera’, ‘Te odio’, ‘Nada’ o ‘Remando’; entonces, la verdad creo que estoy viviendo uno de los mejores momentos de mi carrera, de mi trayectoria”, confiesa Edith, en entrevista con Reporte Índigo.

Márquez lleva muchos años trabajando y luchando por poder dar a conocer su música en otros lugares, en otros países, y hasta ahora se le están abriendo varias puertas, por lo que se muestra contenta. Ella está haciendo promoción en Centro y Sudamérica, además de en Estados Unidos y México, lo que la llena de mucho orgullo.

El tiempo que tardó en lanzar este material también se debe a que no le gusta sacar por sacar, sino trabajarlo de manera artesanal para ofrecerle a su público música de calidad. Además, venía de un disco pop, Contigo, así que era delicado tomar la decisión de hacer uno 100 por ciento de música mexicana con material inédito.

Edith Márquez se acompaña de un mariachi diferente, con un nuevo sonido, más contemporáneo; eso se debe a que el acordeón se le sumó como instrumento. Esta combinación es conocida como mariacheño.

“El primero que lo empezó a hacer fue Christian Nodal, que me encanta lo que hace, se me hace algo sumamente bien hecho, con calidad, de un chavo joven que compone cañón y canta impresionante; entonces, quise hacer algo así, pero en mi estilo, para las mujeres, dándole con todo al desamor, y lo he logrado, porque la respuesta que he tenido desde ‘Entiende que ya’, ‘Olvídalo, ‘Es complicado’ y ahora con ‘Qué ironía’ ha sido muy positiva”, asegura la mexicana.

Un momento de hermanas

“Yo vengo de allá, donde las palomas se arrinconaban al volar. Tomabas mi mano y me enseñabas a caminar. Ay, los colores y los sabores me hacían sudar. Solo recordar mi vestido blanco, llena de miedo y mi palpitar, el Ave María, tu voz de niña y mi resonar. Y ahora mis recuerdos se han quedado atrás”, se puede escuchar en la canción “Remando”.

Este tema es muy especial para la intérprete mexicana, ya que lo compuso junto a su hermana Lilia en un momento no muy grato, pero que les permitió inmortalizar el amor que se tienen.

“Mi hermana pasó por un problema de salud muy fuerte, estuvo un mes en el hospital y ella escribió muchas frases. Un día le dije ‘va a venir Bruno Danzza y vamos a hacer una canción juntos’, entonces, no sabes qué tarde nos pasamos, una maravilloso; así surge ‘Remando’, una canción que se me hace un nudo en la garganta cada que la canto, pero la verdad me llena el alma de alegría”, afirma Edith.

El tema habla de su infancia, adolescencia y juventud. De lo que las dos vivieron en Coyoacán, Ciudad de México, porque ahí fue donde crecieron. Iban al parque, a andar en bici, brincaban la cuerda y jugaban resorte mientras el tiempo pasaba.

Otra de las estrofas de la canción dice “hoy que miro atrás, valió la pena jugarme todo e ir por más. Hoy que mi guitarra se escucha triste, quiere cantar. Sigue siendo niña y de mi andar”, lo que hace reflexionar a la cantante sobre su trayectoria.

“Para mí ha valido mucho la pena todo el esfuerzo, todo el trabajo, la disciplina, la entrega y la lucha por estar ahí, siempre presente en el gusto del público, porque hoy que miro atrás ha valido la pena jugarme todo e ir por más, entonces, dicen que el que no arriesga no gana y las cosas que realmente valen la pena cuestan mucho”, considera Márquez.

También comenta los sacrificios que ha tenido que hacer, como dejar a su familia, extrañar a sus hijos y no estar en fechas importantes, pero reafirma que ha valido mucho la pena cuando ve la respuesta y el cariño de su público que, para este material ha sido inmediato, porque en menos de 24 horas se colocó en el primer lugar de ventas de itunes y en menos de unos días en Spotify había 4 millones y medio de oyentes que descargaron el disco completo.

“Seguro esto es muestra de que sí estoy haciendo las cosas bien y con amor, porque las cosas cuando las haces con amor, este es el resultado”, opina.


“Las mujeres estamos tomando la batuta, no solo en la música regional mexicana, sino en general. Creo que parte de la lucha o de unirnos las mujeres y ser líderes de opinión o de discos es lo que hace que seamos cada vez más las personas que portemos o cantamos nuestras canciones”

Edith Márquez

Cantante

La libertad de Edith Márquez

“Hoy mi soledad me atraviesa el alma y a pesar de todo sigo buscando mi libertad”, dice otra de las estrofas de “Remando”, por lo que Edith Márquez reflexiona y asegura al ser una figura pública que no se siente completamente libre, ya que a cualquier lugar al que va, normalmente, la gente la reconoce.

“Pero sí hay momentos donde vuelvo o si he sentido regresar a mi infancia, a mi niñez y ser libre, feliz, al 100 por ciento. Por ello, busco mi libertad al ser muy celosa de mi espacio, de mi tiempo, de mi familia, incluso. Mi carrera jamás se ha basado en escándalos ni se sabe nada de cosas mías íntimas familiares, se sabe lo indispensable, porque es imposible ocultarlo muchas veces”, comparte.

Lo que sí afirma es que dentro de su carrera profesional siempre ha luchado por trabajar con libertad, desde el día, ya que nunca he dejado de defender sus intereses y lo que quiere hacer musicalmente hablando.

“Hoy cuento con un equipo donde normalmente estamos todos de acuerdo, pero anteriormente era una lucha constante, porque yo quería una cosa y otras personas otra, entonces, de plano veíamos películas diferentes, pero sí he luchado siempre porque mi voz sea escuchada, porque mis ideas y lo que traigo en la cabeza sean tomadas en cuenta”, afirma.

Entre amigos

En +Mexicana, Edith Márquez cuenta con dos invitados. Con David Bisbal canta “Es complicado”, mientras que con Nabález interpreta “Qué ironía”.

“Para mí, David Bisbal es uno de los mejores cantantes que existen a nivel internacional, además de que somos amigos. Le mandé la rola, le gustó, y me dijo que era una canción muy agradecida para cantar, entonces, le puse que él es ‘el español más mexicano’, porque canta el mariachi como los propios ángeles”.

“Y Nabález es el autor del tema, la cantó en el demo y dije ‘¿quién canta esa canción tan hermosa?’ Me encanto, porque conecté con la rola mucho y me dijeron que era él y que era colombiano y dije ‘no, bueno, habría que hacer un dueto, porque México y Colombia somos países hermanos’, entonces, así nacieron estas dos colaboraciones”, comparte.

En conexión

FB: @EdithMarquezOficial

TW: @EdithMarquezL

También puedes leer: Edith Márquez se renueva y regresa con mariachi para todas las generaciones