El medio italiano entrevistó al director en el set donde el mexicano está filmando su próxima película

“El Estado es la corrupción”, aseguró ayer el director mexicano Alejandro González Iñárritu al diario italiano “La Repubblica”.

Las palabras del cineasta coinciden con lo que denunció aquella histórica noche en Hollywood, cuando “Birdman” se llevó cuatro estatuillas, incluyendo el Oscar como Mejor Película. 

“Ruego para que podamos encontrar y tener el gobierno que nos merecemos”, dijo Iñárritu el pasado 22 de febrero.

Este domingo volvió a hablar sobre la situación de México, pero ahora lo hizo ante uno de los diarios más populares de Italia. 

“Puedo volar a donde quiera, pero no puedo cortar mis raíces pues parece que hoy en día la corrupción ha llegado a los niveles más básicos de la vida. Antes sólo secuestraban a los ricos, ahora también se llevan a las personas que venden verduras, refrescos para el camino y hasta el mecánico. Los gobiernos ya no son parte de la corrupción, el Estado es la corrupción”, dijo durante una entrevista para La Repubblica.

Más adelante le preguntan sobre el miedo que puede causar en vivir en un país como el que describe, a lo que el mexicano respondió: “Es un miedo como el que te dan los lobos; existe porque no los vemos. Usted puede ir a una oficina para presentar una queja y el lobo puede estar allí, pero no lo ve. Vivimos en una estepa”.

Un sentir generalizado 

González Iñárritu ya había expresado en reiteradas ocasiones su frustración por lo que ocurre en su país natal.

“Creo que el nivel de insatisfacción, de injusticia, de corrupción, de impunidad ha llegado a niveles insoportables”, sostuvo en entrevista para Aristegui CNN días después de la ceremonia de los Premios Oscar.

“En algo que creo que todos coincidimos (los mexicanos) es que las cosas deben de cambiar de una vez para siempre”, agregó.

Al igual que como lo reiteró ayer, en aquella ocasión dijo que si hubiese justicia los primeros que irían a la cárcel son “los de arriba”, refiriéndose a los empresarios y políticos corruptos.