Yisus lleva un año viviendo solo. Por fin aprendió a lavar los trastes, a separar la ropa por colores para lavarla, a tallar el baño con piedra pómez para que rechine de limpio y lo que es mejor, ya hasta cocina.

Sus milagros en este año van desde convertir el agua en gel antibacterial, multiplicar los tapabocas y las caretas, hasta resucitar el Internet. De eso va la puesta en escena EL VIACRUCIS a un año de la PANDEMIA, de Las Reinas Chulas.

“Con este personaje, hace un año Las Reinas Chulas arrancaron la aventura del Cabarezoom. Quién iba a decir que un año después aquí seguimos… en la resistencia y dándole oxígeno a nuestro Vicio tan querido”, dicen las cabareteras.

En este montaje, que sólo tendrá dos únicas funciones, los sábados 3 y 10 de abril, a las 21:00 horas, con un costo de 150 pesos, Yisus ya no quiere ser crucificado y mejor quiere esperar a que le toque su vacuna a él y a sus sagrados progenitores.

También puedes leer: ‘El cabaret se vuelve algo adictivo’ con Las Reinas Chulas