Si eres padre de familia seguro te ha pasado que cuando compras un juego a tu hijo, te enteras que la cuenta crece al finalizarlo porque para desbloquear niveles u obtener otros aditamentos se requiere de más dinero real.

Con el objetivo de que los padres estén consientes de la compra, Entertainment Software Rating Board (ESRB) emitió una nueva regla que requiere que todos los videojuegos físicos y con una versión digital lleven una etiqueta que avise que el juego requiere gastos adicionales.

Además de la política, el ESRB lanzó un sitio web llamado ‘Parental Tools’ para que los padres puedan entender mejor el mundo dentro de los videojuegos.

A este movimiento, ya se habían sumado marcas como Apple y Google.

Hasta hace tres años, por presión de la Unión Europea, Apple comenzó a etiquetar las apps de juegos con compras dentro de la aplicación.

Google, por otro lado, ofreció una opción para recibir una notificación cada vez que alguien intente hacer una compra dentro de una aplicación o videojuego móvil.

PODRÍA INTERESARTE: LA COCOMANÍA CONTINÚA; MICROSOFT HOMENAJEA A ‘COCO’ CON ESTE XBOX EDICIÓN LIMITADA