Expertos abordaron el tema sobre que la nueva variante ómicron podría marcar la transición de pandemia a endemia en el escenario de COVID-19 ya que existen dudas acerca de su naturaleza.

Y es que en primer lugar, los especialistas aclararon que en comparación en cómo han evolucionado otras pandemias, todavía no está claro que panorama vaya a marcar el COVID-19 en este punto.

Para anticipar si la COVID-19 se va a convertir en una endemia, primero debemos saber qué son una endemia, una epidemia y una pandemia. Aunque el tema no está libre de controversia, podemos definir estos tres términos como sigue:

EPIDEMIA: ocurrencia en una comunidad o región de casos de una enfermedad o comportamientos específicos relacionados con la salud claramente superiores a lo que normalmente se puede esperar.

PANDEMIA: es una epidemia que ocurre en un área muy amplia, cruza las fronteras internacionales y generalmente afecta a un gran número de personas.

ENDEMIA: aparición recurrente de una enfermedad, trastorno o agente infeccioso nocivo en un área geográfica o un grupo de población. También puede referirse a una prevalencia alta crónica de una enfermedad en dicha área o grupo.

Es decir, una endemia se caracteriza por la presencia de un número elevado de casos de manera continuada. Por ejemplo, el VIH, además de ser pandemia, también es endémica en algunas zonas de África.

En ese sentido, los expertos señalan que de momento el COVID-19 ha ido produciendo olas pandémicas, semejantes a las peores gripes.

Para convertirse en endemia, la COVID-19 tendría que restringirse a zonas geográficas concretas y en esas zonas producir un número elevado de casos constantemente. O comenzar a producir casos en todo el mundo de modo constante, como los resfriados comunes.

Con la gran capacidad que está demostrando para producir variantes muy transmisibles que evaden parcialmente la respuesta inmunitaria (por ejemplo, Ómicron), e incluso si ampliamos la definición de endemia hasta abarcar todo el mundo, no se entiende cómo se podría convertir en una endemia a corto plazo.

Puedes leer: El negocio de la Supercopa es primero ante Ómicron