Por medio de redes sociales, usuarios compartieron fotografías en las que se apreciaba el llamado “Cielo aborregado” en Acapulco, Guerrero, lo que relacionaron rápidamente como una señal de sismo.

Y es que en medio de un aniversario más de dos fuertes terremotos que ha vivido nuestro país, uno en 1985 y otro en 2017, hay varias personas que señalan que el cielo aborregado puede identificarse como un fenómeno previo a que temblará.

En ese sentido, la madrugada de este domingo miles de usuarios de las redes sociales compartieron imágenes del cielo en Acapulco, Guerrero, en las que se pueden ver un gran número de nubes.

Además, hay que destacar que la mañana de este domingo 19 de septiembre de 2021, se registró un sismo de magnitud 4.0 en el puerto de  Acapulco.

Según información del Servicio Sismológico Nacional (SSN), el movimiento se produjo a unos 24 kilómetros al noreste del puerto de Acapulco en punto de las 06:10 horas.

Al respecto, Luis Quintanar Robles, investigador del Departamento de Sismología del Instituto de Geofísica de la UNAM, explicó que cuando ocurre un temblor las personas suelen entrar en pánico y crear varios mitos.

El especialista reveló que las personas han señalado que otros fenómenos relacionados a los sismos son la luna llena, la cual se registra en distintos momentos del año.

También detalló que la formación de estas nubes se dan por el deslizamiento de una masa de aire cálido y húmedo sobre una de aire más frío pegada al suelo.

Cuando estas nubes aparecen de manera aisladas, es decir formando pequeños grupos, se puede esperar “buen tiempo”, es decir ausencia de lluvias.

Lee: La asombrosa ‘Luna de maíz’ iluminará el cielo mexicano esta semana; así la podrás ver

Sin embargo si estas aumentan progresivamente de tamaño y se mezclan con las nubes de alto estratos, son dejar ver el color azul del cielo entre ellas, regularmente habrá un cambio de tiempo y la llegada a corto plazo de la lluvia.

Coloquialmente hay una frase que realmente explica en su totalidad este fenómeno: “Cielo aborregado, suelo mojado, cielo de lanas, si no llueve hoy lloverá mañana”.