¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
Nacional
imagen principal

JUGATERAPIA

Una
 ‘cura’ divertida

María Alesandra Pámanes

Más que una organización, Juegaterapia es una divertida opción de ayuda para los niños que lo necesitan.

Es común escuchar que la risa es la mejor medicina y que jugar provoca grandes risas en chicos (y grandes). La clave está en la iniciativa y empatía por donar juguetes al área de oncología infantil en los hospitales, con el fin de que el proceso de quimioterapia y los llamados “tiempos muertos” en las salas de espera, pasen lo más rápido posible y sean más agradables para los pacientes.


Ago 24, 2012
Lectura 5 min
portada post

6 Mil casos 
de cáncer en niños son detectados cada año en México

"Al final, los niños tendrán que seguir luchando contra el ‘bichito’, pero si puede ser con una sonrisa en los labios, todo irá mejor...”

- Juegaterapia

En su sitio Web

Más que una organización, Juegaterapia es una divertida opción de ayuda para los niños que lo necesitan.

Es común escuchar que la risa es la mejor medicina y que jugar provoca grandes risas en chicos (y grandes). La clave está en la iniciativa y empatía por donar juguetes al área de oncología infantil en los hospitales, con el fin de que el proceso de quimioterapia y los llamados “tiempos muertos” en las salas de espera, pasen lo más rápido posible y sean más agradables para los pacientes.

El proceso es el siguiente: la persona que dona una consola de videojuegos (para menores de 18 años), por ejemplo, deja sus datos en la misma y los pequeños pacientes les hacen una llamada en agradecimiento.

“Y al final, los niños tendrán que seguir luchando contra el ‘bichito’ como ellos lo llaman, pero si puede ser con una sonrisa en los labios, todo irá mejor….”, dicen en su página Web.

Con la autorización y consentimiento de las Asociaciones Federadas de la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer, la organización hace la entrega de los paquetes.

Entre los objetos que se donan están televisiones para las habitaciones del área de oncología infantil y de larga estancia, consolas de videojuegos y computadoras.

Además, organizan visitas de personalidades famosas para que acudan con los niños enfermos.

También instalan Internet Wi-Fi en esas áreas de los hospitales y acondicionan las áreas pediátricas con material alusivo a películas –donado por salas de cine– en el proyecto al que llaman “En el Hospi estoy de cine”.

Además, tienen proyectos entre los cuales destaca la eliminación de pago de estacionamiento para los padres y familiares de pacientes de larga estancia en el hospital.

Juegos y sonrisas

Aunque esto sea una iniciativa activa en España, en México también deberían de implementarse más acciones como ésta. Existen organizaciones como “Dr. Sonrisas” y muchos institutos realizan eventos en pro de los niños con enfermedades terminales y sus familias.

“Dr. Sonrisas” nació en 2003 “como una inquietud de un grupo de jóvenes, con la idea de hacer algo por los demás, enfocándose a los niños que padecen de enfermedades avanzadas y terminales”, según su sitio oficial.

Para ello, crearon la asociación para unir a los jóvenes y tratar de cambiar el dolor que sufren, por un momento de alegría, esperanza y diversión.

Están establecidos en Monterrey, Saltillo y la Ciudad de México. En su labor, han ayudado a más de 2 mil niños, 15 hospitales y 20 asociaciones. Cuentan con más de 3 mil 500 voluntarios que participan en sus actividades.

Entre sus actividades destacan visitas a los hospitales y el cumplimiento de sueños, entre ellos organizar encuentros con personajes o personalidades con los niños terminales.

También el “Día de la sonrisa”, en el que juntan a los niños de diferentes asociaciones para tener un día de diversión, payasos, magos, juegos mecánicos y más.

La enfermedad en México

Se estima que para el año 2030 fallecerán 12 millones de personas en el mundo a causa del cáncer, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Millones de personas se encuentran atravesando un proceso duro de recuperación y quimioterapia, nada mejor que distracciones y diversión con videojuegos y/o una buena película para sobrellevar un poco ese proceso.

En marzo de este año, el Dr. David Gómez Almaguer, jefe del Servicio de Hematología del Hospital Universitario de la Universidad Autónoma de Nuevo León, afirmó que en México muere un niño de cáncer cada cuatro horas. Esta enfermedad es la segunda causa de mortalidad infantil en menores de 14 años, siendo la leucemia el más frecuente de los tipos.

Cada año se detectan entre 5 y 6 mil casos de cáncer en niños, según Almaguer.

“Se tiene un porcentaje de éxito de entre el 50 y 70 por ciento de curación del paciente y con un costo mucho menor a los 200 mil pesos y que hoy cubre el Seguro Popular. Cuando los trasplantes regularmente cuestan entre los 700 mil al millón de pesos”, agregó.

Pero no todo está perdido, pues el 70 por ciento de los tipos de cáncer son curables cuando se detectan a tiempo.

Comentarios