¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
Nacional
imagen principal

Ciencia

Un virus contra el cáncer

Rocío Aguilera

Un grupo de científicos ha encontrado lo que podría ser una nueva esperanza para pacientes con cáncer de hígado en estado avanzado. 

Se trata del denominado JX-594, un virus manipulado genéticamente que ya fue probado en 30 pacientes y logró prolongar significativamente sus vidas, matar los tumores y hasta inhibir el crecimiento de nuevas apariciones.


Feb 13, 2013
Lectura 2 min
portada post

Por primera vez en la historia médica se demostró que un virus genéticamente modificado puede mejorar la supervivencia de pacientes con cáncer

Un grupo de científicos ha encontrado lo que podría ser una nueva esperanza para pacientes con cáncer de hígado en estado avanzado. 

Se trata del denominado JX-594, un virus manipulado genéticamente que ya fue probado en 30 pacientes y logró prolongar significativamente sus vidas, matar los tumores y hasta inhibir el crecimiento de nuevas apariciones.

Según David Kirn, uno de los autores de la investigación, este es un gran descubrimiento ya que por primera vez en la historia médica han demostrado que un virus genéticamente modificado puede mejorar la supervivencia de pacientes con cáncer.

Los resultados del estudio muestran que 16 pacientes que recibieron una dosis alta de la terapia sobrevivieron un promedio de 14 meses, mientras que los 14 que recibieron una dosis baja solo sobrevivieron seis meses.

Para los científicos involucrados, a pesar de los avances en el tratamiento del cáncer en los últimos 30 años con quimioterapia, la mayoría de los tumores sólidos siguen siendo incurables una vez que son metastásicos (es decir, cuando se han propagado a otros órganos), por lo que era necesario un desarrollo de inmunoterapias activas más potentes.

La prueba se realizó durante cuatro semanas con la vacuna Pexa-Vec (JX-594), que se mostró como una excelente vía para el tratamiento de este tipo de tumores, pues el virus está diseñado para multiplicarse y después destruir las células cancerosas, mientras que al mismo tiempo produce en los pacientes un sistema inmune para evitar que estas células vuelvan a atacar.

Estos resultados mostraron que la vacuna –administrada en dosis altas o bajas– produce una reducción del tamaño del tumor y la disminución del flujo de sangre en el mismo. Mientras que los datos demostraron que el tratamiento indujo a una respuesta inmune contra el tumor.

El siguiente paso es realizar un experimento más grande –se estudiarán a 120 pacientes– para confirmar los resultados.


Notas relacionadas

Jun 20, 2019
Lectura 2 min

Jun 19, 2019
Lectura 3 min

Comentarios