Desde abril, se esperaba que aumentaran los precios de los productos de Starbucks.

¿La razón? Como se aludió en este espacio hace un par de meses, el costo de los granos de café arábica aumentó aproximadamente 90 por ciento este año, a causa de la sequía de Brasil –que podría considerarse como la peor que el país sudamericano haya sufrido en décadas–, el mayor productor global de dicha variedad y el principal productor mundial de café.

Por lo que la popular cadena global de cafeterías confirmó que, en efecto, tiene planes de elevar los precios de su café empaquetado y sus bebidas que se vende en 7 mil tiendas de Estados Unidos. 

Hoy, oficialmente, los clientes de Starbucks –que aseguró que el aumento de los precios variará según los mercados– en dicho país comenzarán a pagar de entre 10 y 15 centavos más por un café Grande y Venti, por ejemplo. 

El precio de un latte Alto y Venti subirá entre 15 a 20 centavos en algunos mercados. Mientras que el costo de los alimentos y las bebidas en frappé no aumentará.

Según una publicación en Bloomberg, el precio de los granos de café y el café molido empaquetado que se vende en supermercados, farmacias y tiendas minoristas incrementará un promedio de 8 por ciento, a partir del próximo 21 de julio. 

De acuerdo al portavoz de Starbucks, Zack Hutson, lo anterior también responde a que “consideramos muchos factores diferentes cuando tomamos decisiones de fijación de precios que incluyen la dinámica competitiva y que incluyen cambios en nuestra estructura de costos”. 

Costos de empaquetado y distribución, así como de materias primas, renta, trabajo y equipo, agregó.

“Fijamos los precios de nuestros productos a largo plazo, mercado por mercado y por cada producto”, subrayó Hutson.