¿Un tatuaje es para siempre? Esto es lo que dice la medicina al respecto

Los especialistas explican que entre una sesión de láser para borrar un tatuaje y la siguiente es necesario dejar pasar tiempo

Comparte esta nota

Las personas que se dedican al arte del tatuaje saben que se considera reciente a uno que fue hecho hasta hace unos 3 años; sin embargo, a partir de los 5 ya se considera antiguo por lo que muchas personas se preguntan si un tatuaje es para siempre.

Y es que con los avances de la medicina sumado a los mitos que rodean a los tatuajes, muchos consideran que estos son para siempre y por lo tanto ya no se pueden borrar.

Sin embargo, la doctora Campoy señala que en cuanto a los tatuajes el color negro es siempre el más fácil de borrar, contrario a lo que se podría pensar porque los colores del tatuaje son, asimismo, fundamentales para el proceso de borrado.

De igual modo, el doctor Donís Muñoz, dermatólogo y autor del libro “Tratado sobre los tatuajes. Claves para su eliminación con láser”, indica que la dificultad para borrar los diferentes colores depende del tipo de láser Q-Switched que se emplee.

No obstante, el color negro, el azul oscuro y el rojo son los más fáciles de borrar. En cambio, los colores más claros como el amarillo, el azul claro o el blanco suelen encerrar mayor dificultad.

Respecto al color rojo, el doctor Muñoz advierte de que es el que con mayor frecuencia provoca reacciones anómalas y efectos indeseados, tanto poco tiempo después de realizarse un tatuaje como a largo plazo.

Por el contrario, el negro es “el más seguro y es excepcional que presente efectos adversos”, apunta.

En este sentido, los especialistas explican que entre una sesión de láser para borrar un tatuaje y la siguiente es necesario dejar pasar tiempo.

“El intervalo mínimo entre sesiones es de entre 6 y 8 semanas, si bien, cuanto mayor sea el intervalo entre ellas, se van a obtener mejores resultados a la vez que puede necesitarse un menor número de sesiones. Otro factor a tener en cuenta es la urgencia que pueda tener el usuario de eliminar su tatuaje.

Puedes leer: Nodal se borra tatuaje de Belinda del rostro para seguir adelante; así lo cubrió el cantante

De hecho, en ocasiones, el intervalo entre sesiones viene condicionado por exigencias de fuerza mayor de índole laboral, sentimental, etc.”, detalla el dermatólogo.

Tras cada una de las sesiones se necesitan una serie de cuidados. La doctora Campoy explica que, al finalizar cada una de ellas, se procede a hidratar y a hacer unas curas sobre la piel.

Salir de la versión móvil