Durante décadas Mariano Avedaño ha ido escalando puestos al interior de la empresa Centurión Corporativo, y ahora se encuentra en una encrucijada que podría cambiar su vida por completo: Don Joaquín, el dueño de este corporativo revela que se retirará, y quiere que, por su lealtad y empeño laboral, el nuevo director general sea Avedaño.

Sin embargo, el empresario le confiesa a Avedaño una realidad y secreto a la vez, si él decide tomar el puesto su tiempo personal se reducirá casi por completo, porque comprometerse con Centurión Corporativo significa darlo todo por el trabajo, lo que hace dudar a Mariano.

Avedaño tiene todo para sí mismo, una casa, esposa y tres hijas, una vida resuelta y acomodada en un barrio de lujo, pero siente que no ha aprovechado al máximo su vida como padre y esposo, es ahí donde se encuentra indeciso entre tomar el mismo camino de Don Joaquín, o mejor dedicarse a su familia.

Bajo esta premisa es que Adrián Zurita hace su ópera prima con Un retrato de familia, drama ambientado en la Ciudad de México, pero que está enfocado en un estrato de opulencia y clase alta, pese a esto, sus protagonistas defienden el drama con tintes de comedia y exhortan que este es un largometraje que cualquier mexicano puede disfrutar.

“Este es un tratamiento de la sociedad universal, pero retratado de una manera linda. Por ejemplo, entras a un centro de diversiones, y dice ‘Welcome to Mexico’ y ves a un tipo con un sarape, sombrero y tequila, así nos tienen clasificados y no es verdad, México es tan moderno como Dubai”, externa Humberto Zurita, quien tiene el rol protagónico de Mariano Avedaño.

Adrián Zurita ha sido guionista la mayor parte de su vida, a él se le atribuye la co autoría del libreto de Nosotros los nobles (2013) cinta que también habla desde una clase privilegiada de México.

“Yo me atrevo a decir que estos temas y problemáticas los tenemos todos en nuestras familias, da igual el estrato social que tengas, por eso creo que te puedes identificar, el director se basó en una familia de un estrato social en específico, pero creo que esto pasa en todo México”, agrega Macarena Miguel, quien interpreta a Sofía, una de las hijas de Zurita en la ficción.

Pese a que Avedaño es un hombre que maneja un Audi, su hija tiene como pretendiente a un mirrey con escolta, y tratan a la empleada doméstica como si fuera Cleo en Roma (2018). Zurita insiste, al igual que Miguel, que Un retrato de familia no es una película de mexicanos blancos para más mexicanos blancos.

“El director se basó en una familia así ¿por qué? Porque ese es el tema, el hombre se ha dedicado a hacer dinero para que su familia viva bien, y se ha olvidado de valores muy importantes, como son el amor, el afecto, la comprensión y la convivencia con la familia, por eso es que está retratado desde una sociedad alta (…) Ya hay muchos otros directores que se ocupan de retratar estas partes oscuras de lo que es México y en esta ocasión se toca un tema universal que nos atañe a todos”, comparte el histrión.

También puedes leer: ¿Sectas disfrazadas de campamentos infantiles? Esta es la realidad que muestra la película “El hoyo en la cerca”