Reporte Indigo

Un país de alérgicos

5

veces más se pueden concentrar los contaminantes en interiores


En México no hay cifras oficiales pero existen reportes que indican más de 12 mil 500 muertes prematuras a causa de la contaminación” 

Laureano Ronal

Director de la Clínica de Alergia y Asma

Es gripa, es alergia, es el polvo y la contaminación… La mayoría de los mexicanos vive con problemas de este tipo durante todo el año, de manera que se ha vuelto “normal” y natural padecer algunos de ellos.

 

Pero la genética y los altos niveles de contaminación en ciudades principales del país como Monterrey, Guadalajara y la Ciudad de México no son los únicos factores que influyen en el aumento del riesgo de padecer esas molestas alergias.

 

Y, de acuerdo a información del Estudio Internacional de Asma y Alergias en la Infancia (ISAAC, en inglés), los adolescentes que consumen comida rápida al menos tres veces por semana, tienen un 40 por ciento de mayor propensión a sufrir asma u otras alergias severas.

 

No es pasajera

 

Mientras muchos creen que se trata de una alergia que durará nada más los primeros días que comprenden a la primavera o al otoño, lo cierto es que más de 100 millones de personas están expuestas a niveles superiores de contaminantes climáticos de corta vida, como plomo, monóxido de carbono, dióxido de azufre y dióxido de nitrógeno, según datos emitidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

“La predisposición genética, sumada a los contaminantes –intradomiciliarios y extradomiciliarios–, desencadena episodios sintomáticos, además causa en algunos casos enfermedades respiratorias como rinitis alérgica, bronquitis, asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y cáncer de pulmón, entre las más comunes”, explicó Fernando Iduñate Palacios, médico alergólogo que cuenta con una sub-especialidad en alergología pediátrica.

 

Niños padecen más el asma

 

Iduñate Palacios, quien forma parte del American College of Allergy and Clinical Immunology (ACAAI), subrayó que “la contaminación atmosférica causa la muerte prematura de dos millones de personas al año, 400 millones de personas en el mundo sufren de rinitis y 300 millones tienen asma, enfermedades que afectan notablemente la calidad de vida de estos individuos y de sus familias”.

 

Además, el también integrante de la Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología (AAAI), señaló que “las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) afectan a toda la población; sin embargo, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud 2012, se presentan con mayor frecuencia en menores de 10 años (40.7 por ciento en hombres y 41.3 por ciento en mujeres)”.

 

Y agregó que los niños que viven en metrópolis de América Latina, entre ellas la Ciudad de México, están expuestos a altos niveles de contaminación ambiental “y el daño oxidativo que causa puede activar mecanismos de inflamación/reparación, que tendrían la potencialidad de causar alteraciones permanentes en la estructura pulmonar”.

 

Contaminación en casa

 

Si creías que la exposición a la contaminación se daba solamente cuando se camina por las calles o se respira el smog y las partículas que emana el motor de los carros, estabas muy equivocado. La polución en el interior de los hogares también es una alerta para niños, jóvenes y adultos. 

 

La razón de ello es que las personas pasan el 90 por ciento del tiempo en interiores y hay contaminantes que se concentran hasta cinco veces más ahí que en el exterior.

 

Laureano Ronal, actual Director de la Clínica de Alergia y Asma, puntualizó que en México “los contaminantes internos emanan de múltiples fuentes: calentadores de gas sin ventilación, solventes, muebles nuevos, productos de limpieza, tintas, materiales de construcción y humo de cigarro, entre otros”.

 

Sí existe control

 

“En México, por parte de la Secretaría de Salud, no tenemos cifras absolutas, pero sí ha habido varios reportes en donde se habla de aproximadamente entre 12 mil 500 hasta 20 mil casos, que se tienen como muertes prematuras por la contaminación”, indicó el especialista.

 

Por su parte, Fernando Iduñate Palacios subrayó que “con prevenciones como inmunoterapia, evitar irritantes, alérgenos, mascotas y tomar el tratamiento adecuado contra las alergias, el impacto –físico y emocional– de los contaminantes en la vida de los pacientes se puede controlar”.

 

Síntomas capitalinos

 

Especialistas indican que los niveles de contaminación en la Ciudad de México detonan síntomas de alergia como tos, 

congestión y escurrimiento nasal, estornudos y ojos rojos e hinchados. Pero cuando el caso se agrava, aparece el prurito, ataques severos de asma y dificultad para respirar.

Exit mobile version