Entre los innovadores proyectos que surgen de los cursos de maestría del Departamento Textile Futures (“Futuros Textiles”), del Central Saint Martins’ College of Arts and Desing londinense, ha nacido un nuevo diseño de cámara que, en lugar de imágenes, captura olores. 

Se trata de “The Madeleine” (La Magdalena), desarrollada por la estudiante Amy Radcliffe, un dispositivo descrito por The Guardian como una “misteriosa pieza de aparato científico”, de un estilo “retrofuturista”. 

Este aparato cuenta con una estructura cilíndrica parecida a un embudo que, como primer paso, se coloca sobre aquello cuyo olor se desea capturar. Según Radcliffe, esto puede ir desde el aroma de nuestro viejo hogar hasta el de un familiar que hayamos perdido. 

“El sentido del olfato tiene un vínculo directo con la memoria emocional. Es el sentido al que reaccionamos de forma más instintiva, y el que está más lejos de ser almacenado o reproducido digitalmente”, dijo Radcliffe al diario británico mencionado. 

Captura 
de aromas
Conoce cómo funciona ‘La Magdalena’: bit.ly/themadelscent