Amnistía Internacional (AI) acusó a la red social Twitter de fracasar en sus esfuerzos de defender los derechos de las mujeres, lo que provocaría que usuarias se autocensuren, limiten sus interacciones o se retiren de la plataforma.

Amnistía denunció que Twitter “está fallando en su responsabilidad de respetar los derechos de las mujeres en línea al no investigar y responder de manera transparente a los informes de violencia y abuso de manera transparente”.

La organización formalizó los dichos en su informe titulado ’Twitter tóxico: violencia y abuso contra las mujeres en línea’.

En el texto, se establece que las fallas de la red social resultan preocupantes, porque Twitter podría ser una herramienta valiosa para que las mujeres del mundo establezcan conexiones y se expresen: “En un momento decisivo cuando las mujeres de todo el mundo usan su poder colectivo para hablar y ampliar sus voces a través de las redes sociales, Twitter no respeta adecuadamente los derechos humanos y no aborda eficazmente la violencia y el abuso en la plataforma”.


El documento de Amnistía Internacional se elaboró con base a una investigación cualitativa y cuantitativa, desarrollada durante 16 meses, que consideró las experiencias de mujeres del mundo en redes sociales.

Las siguientes son las violaciones más comunes a la integridad de las mujeres en Twitter:

Facilitación del doxeo, o de la investigación y publicación de información privada de las usuarias.

La difusión de imágenes sexuales o íntimas de una mujer sin su consentimiento.

Amenazas directas o indirectas de violencia física y sexual.

Abuso discriminatorio dirigido a uno o más aspectos de la identidad de una mujer.

Hostigamiento y violaciones a la privacidad.