¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
Nacional
imagen principal

ÁFRICAEXPRESS

Tren al Sur

Esteban Castro

En el primer Hay Festival de Zacatecas, hace un par de años, una periodista de The Guardian le preguntó –increíblemente– a Bob Geldof si iba a continuar trabajando por la causa Africana.
Geldof dijo obviamente que si. No ha hecho otra cosa en más de un cuarto de siglo. Sin embargo, Geldof había cometido un pequeño pecado en su labor. Al enfocarse tanto en la ayuda humanitaria había dejado de lado lo que hace latir al continente africano: su música.


Sep 7, 2012
Lectura 4 min
portada post

En el primer Hay Festival de Zacatecas, hace un par de años, una periodista de The Guardian le preguntó –increíblemente– a Bob Geldof si iba a continuar trabajando por la causa Africana.
Geldof dijo obviamente que si. No ha hecho otra cosa en más de un cuarto de siglo. Sin embargo, Geldof había cometido un pequeño pecado en su labor. Al enfocarse tanto en la ayuda humanitaria había dejado de lado lo que hace latir al continente africano: su música.

En el Live 8 de 2005, los artistas africanos simplemente nunca aparecieron en el cartel. Una omisión gravísima que Geldof ha intentado corregir al crear “Africa Express”, que en el marco del Festival Cultural London 2012 tiene este año su recorrido más ambicioso.

Africa Express es un tren que reúne el talento de músicos africanos con artistas occidentales para fomentar la colaboración instantánea a través de shows espontáneos y conciertos masivos alrededor del Reino Unido.

Sin embargo, Geldof ya no maneja este tren. Ahora Damon Albarn, el vocalista de Blur y la mente detrás de Gorillaz, ha canalizado su casi enferma necesidad de estar creando todo el tiempo con este proyecto.

África ha ejercido una poderosa atracción sobre Albarn, prueba es su disco de 2012 “Mali Music”, y es por ello que es él quien encabeza el cartel que incluye por el lado africano a las superestrellas de Mali Amadou & Mariam, el ex baterista de Fela Kuti, Tony Allen, y al cantante senegalés Baaba Maal; por el lado occidental se han subido al tren Nick Zinner (guitarrista de los Yeah Yeah Yeahs), la banda Maximo Park, Nicolas Jaar y la nueva sensación del Hip Hop británico Rizzle Kicks.

En total, 80 músicos apoderándose de un tren equipado con cuartos de ensayo para fomentar la colaboración y la convivencia  a través de la música.

Todos a bordo

Africa Express es en realidad un circo rodante y el espectáculo comienza desde que el tren llega a la plataforma.

Mientras que Albarn es asediado por admiradores y fotógrafos, el resto de la caravana se desgrana por la ciudad para realizar “Pop up shows”, espectáculos espontáneos en lugares poco convencionales, que pueden ser desde el estadio del Middlesbrough FC hasta un pub solitario a espaldas de la escuela de arte de Glasgow.

En este último, M.anifest, el rapero más popular de Ghana, resume la experiencia sónica de la gira: “esperen lo inesperado”.

Y eso es exactamente lo que sucede en el escenario de cada una de las fechas de la gira que culminará en Londres el próximo 8 de septiembre. 

Carl Bârat, guitarrista de The Libertines, canta una intensa versión africanizada de “Don’t Look Back Into The Sun” o hace un cover de “Train In Vain” de The Clash con Amadou y Nick Zinner de los Yeah Yeah Yeahs en las guitarras.

Fatoumata Diawara le presta sus músicos a Jack Steadman de Bombay Bicycle Club para que lo acompañen cantando “Shuffle”. Es caótico, pero sumamente entretenido. Cuatro horas de música que no se sienten.

“Hay demasiada gente qué organizar”, dice Damon Albarn durante el show, “pero espero que disfruten nuestro pequeño experimento”.

Albarn hace de todo durante el show. Lo mismo acomoda instrumentos, que vigila la consola de sonido o se sienta en el borde de la barrera de seguridad junto al público para convertirse en el más emocionado de los espectadores.

El mejor momento de la noche también le pertenece. Sentado al piano, él conjura junto a la cantante de Mali Rokia Traoré una hipnotizante versión de “On Melancholy Hill” de Gorillaz. La voz de Traoré le agrega un nuevo nivel de nostalgia: un ejemplo de la colaboración de dos artistas de orígenes completamente diferentes que Africa Express busca inspirar.

Es un tren inolvidable, tanto para los artistas que participan en él, como para el público que lo puede experimentar. Una celebración multicultural ad hoc para cerrar el Festival Cultural London 2012.

Comentarios