A través del proyecto Animal-Computer Interaction (ACI), un equipo de investigadores de la Universidad Abierta, en Reino Unido, está desarrollando dispositivos que puedan utilizar los perros para ayudar a sus dueños que tengan alguna discapacidad física a realizar varias tareas en el hogar. Desde apagar la luz y cerrar la puerta hasta prender las lavadoras y contestar el teléfono. 

“Estas tecnologías serán diseñadas para y con la participación activa de los perros. Y la idea es que funcionen en una variedad de entornos donde se requiera que estos operen”, dijo en un comunicado Clara Mancini, quien encabeza el proyecto. 

Entre las fundaciones con las que el equipo de ACI está colaborando para entrenar a los animales está Medical Detection Dogs, que enseña a los perros a detectar rastros de células cancerosas mediante la inhalación de muestras 
biológicas.

Mancini agregó que también buscan desarrollar sistemas de alerta amigables para los perros que los mismos puedan utilizar en caso de requerir ayuda para las personas a las que asisten.