¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
Nacional

FIL

Todo un mundo en la FIL

Luis Herrera

Es difícil hablar de la vastedad de presentaciones y encuentros literarios que ofrecerá la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara en su edición 2015, que arranca este fin de semana, pero así es justamente el “mundo de los libros”, y ante una hondura como la suya, lo mejor es perderse simplemente en ella.  


Nov 26, 2015
Lectura 11 min

Más de 650 autores provenientes de 38 países estarán en la FIL GDL 2015, con más de 550 presentaciones de libros, todo lo cual espera que atraiga a más de 750 mil visitantes

Del 28 de noviembre al 6 de diciembre se llevará a cabo la FIL GDL 2015

https://www.youtube.com/watch?v=30cUwVxsuNs

Es difícil hablar de la vastedad de presentaciones y encuentros literarios que ofrecerá la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara en su edición 2015, que arranca este fin de semana, pero así es justamente el “mundo de los libros”, y ante una hondura como la suya, lo mejor es perderse simplemente en ella.  

“Mundo de la palabra, mundo de la paz”, así lo describe en entrevista para Reporte Indigo Marisol Schulz Manaut, directora de la FIL, quien habló sobre lo que les deparará en esta ocasión, con Reino Unido como el invitado de honor y una estela de escritores y artistas encabezados por Irvine Welsh, el autor de obras como “Trainspotting”.

“La presencia del Reino Unido es una presencia muy interesante, es un país de vanguardia, es un país de mucha creatividad, es un país del que la civilización en general, no solamente la Occidental, ha abrevado permanentemente de todas las propuestas que tradicionalmente ha hecho este país, donde no solamente lo literario, en lo musical, lo artístico, las artes visuales –la danza, el teatro–, pues nos ha regalado a grandes artistas, a grandes representantes y eso es parte de lo que veremos estos nueve días a partir del día 28 de noviembre”.

La delegación de Reino Unido (Irlanda del Norte, Gales, Escocia e Inglaterra) estará compuesta por 150 escritores, artistas, académicos y miembros de las casas editoriales, así que a Welsh lo acompañarán otros autores como Philippa Gregory y Salman Rushdie, quien fue el centro de las amenazas del islamismo radical iraní.  

Pero habrá otras cartas fuertes como el mismo Enrique Vila-Matas, a quien se designó ganador del Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2015; o Antonio Muñoz Molina, Premio Príncipe de Asturias, y Jonathan Franzen, el autor estadounidense de “Libertad” y que ahora presentará “Pureza”.

Habrá además un encuentro con los que Schulz llama “grandes mexicanistas” con el historiador  Enrique Krauze:

“La historia de México no podría entenderse sin la aportación de grandes mexicanistas, de autores como David Brading, como Alan Knight, como Hugh Thomas, que han puesto el dedo en el renglón de lo que es la historia de México; es decir, han hecho unas contribuciones de verdad indispensables al estudio de nuestra historia”.

En el contexto de la FIL, la Universidad de Guadalajara (aquella es una empresa universitaria de esta casa de estudios) otorgará doctorados Honoris Causa a la escritora Elena Poniatowska, otro al historiador Jean Meyer, y uno más al intelectual y ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Juan Ramón de la Fuente.

Lo mismo habrá homenajes para el escritor Fernando del Paso, recientemente galardonado con el Premio Cervantes 2015 y otros más que atañen a la actividad periodística del país:

“Hay dos figuras capitales de nuestro periodismo y nuestro mundo del pensamiento y la literatura que fallecieron lamentablemente en estos meses y les haremos homenajes: a Julio Scherer, un pilar del periodismo mexicano y a don Hugo Gutiérrez Vega, poeta, actor, periodista cultural y una gente muy ligada no solo a Jalisco –porque es su cuna– sino también a la propia FIL”.

El programa cultural de la delegación del Reino Unido es multidisciplinar, así que la oferta abraza tanto expresiones musicales como visuales, con propuestas para el Foro FIL (el auditorio habilitado a las afueras de la Expo Guadalajara) como Company Wayne McGregor, Cinematic Orchestra,  Jazz Jamaica y en teatro Graeae Theatre Company.

También habrá un ciclo de cine en el Cineforo de la Universidad de Guadalajara,  mientras que en el Instituto Cultural Cabañas se presentará la exposición de la obra plástica de David Shrigley; y en el Museo de las Artes, anuncia la directora “quizá el artista vivo más importante en términos visuales de Gran Bretaña, David Hockney, presentará una colección de grabados”, bajo el nombre de Words and Pictures.

En ese mismo museo estará una colectiva de obras de George Blacklock y del polifacético actor Gary Oldman.

El monstruo de la feria

La FIL, dice Schulz, es la feria del libro más grande de Hispanoamérica. En los nueve días que tiene de duración, genera una derrama económica para la ciudad que se estima en 300 millones de dólares.

En poco más de una semana, las actividades económicas que la FIL generan un monto de recursos cercano a los 5 mil millones de pesos, el mismo presupuesto que tiene el Gobierno de Guadalajara para hacerse cargo durante todo un año de una ciudad con un millón y medio de habitantes.

“Tenemos mil 900 sellos editoriales presentes en la feria. No solamente por el número sino mucho también por el monto de negocio, definitivamente es la feria más importante del libro en Hispanoamérica y eso no lo dice la gente de la FIL –seríamos poco modestos pero tendríamos que decirlo–, lo dice todo mundo, el mundo editorial”.

“La gente que se dedica a la literatura, la gente que se dedica al mundo del libro, a toda la cadena del libro, 20 mil profesionales del libro vienen de todos los países, cada año y en los espacios de la FIL en el Salón de Derechos, en los stands, se cierran muchos negocios o comienzan muchos negocios y ese monto es un monto muy interesante para cualquier editor”.

“Eso hace que regresen y que de lugares tan remotos como Taiwán tengamos cada año un stand, que venga gente de Corea y que tengan mucho interés en encontrar a sus pares  mexicanos; que venga gente de la India. Cuando vemos la representación comercial es muy impactante que la FIL sí sea un crisol para entrar al español”.

No se sabe cuál es ese monto de negocios que se logra en la FIL, “y no se va a poder saber, porque muchos de estos negocios comienzan en la FIL, se hacen contactos, son más de 120 mesas de derechos de autor, y tú ves a los agentes literarios todo el tiempo con agendas enormes, súper saturadas, donde están encontrándose con editores, y ahí están haciendo transacciones, están viendo qué libros compran, qué libros van a traducir”, señala Schulz.

“Este es el primer contacto y mucho de este negocio que pasa durante la FIL termina durante el año; lo mismo con bibliotecarios, de otros países vienen, recorren los pasillos, hablan con los editores, ven qué libros y qué catálogos van a adquirir pero no necesariamente los adquieren en esos nueve días, de tal manera que hablar de un monto de negocio no sería justo, porque tampoco daría la idea, la naturaleza de ese negocio”.

Tampoco se sabe cuántos libros se venden, “sabemos que el porcentaje más o menos es un porcentaje alto de gente que compra, estamos hablando de alrededor del 70 por ciento, un poco más, per-cápita, cada una de esas personas compra libros, pero el monto tampoco lo podemos saber porque son cifras que tienen los editores”, agrega. 

El escritor perseguido

La presencia en la FIL de Guadalajara del escritor Salman Rushdie en esta coyuntura precisa, en medio de los atentados terroristas del Estado Islámico en ciudades como París, Beirut, Bamako y Bagdad, le confiere de una tremenda carga simbólica, siendo un autor que vivió por una década bajo la amenaza de muerte del islamismo radical.

Su libro “Los Versos Satánicos” le valieron la condena de muerte en un edicto (fatwa o fetua) del régimen iraní en 1989, el cual tachó al contenido de la obra de blasfemo, lo que hizo que Rushdie tuviera que ser resguardado por un dispositivo permanente de seguridad provisto por los elementos de Scotland Yard (la Policía de Londres).

Rushdie estuvo en esta feria en 1995, así que ¿cuál es el significado que puede descubrirse de su venida a la FIL, un espacio privilegiado para el encuentro libre de los autores con sus lectores? La directora de la feria comparte su visión:

“Esto se acordó mucho antes de saber todo lo que estaba pasando, obviamente el terrorismo islámico ahí ha estado durante muchos años, pero la visita de Salman Rushdie –que lo trae la Editorial Planeta–, se acordó con mucho tiempo atrás”. 

“Esa visita se programó con ese tiempo en un momento en el que a él ya se le retiró la fatwa (el edicto de condena de muerte), de hecho él ya estuvo en Frankfurt ahora en octubre (en su Feria del Libro), me tocó estar en esos días, y no se notaba… lo único que se notó es que Irán se retiró por estar molestos por la presencia de Salman, pero no hubo ningún tipo de amenaza”.

“Yo lo entiendo, como este es un evento cultural, estamos hablando del mundo de los libros, del mundo de la palabra, del mundo de la paz y del lugar, un espacio de libertad donde se pueden dirimir toda las ideas, yo lo vería así y esa sería la manera en que yo le doy un mensaje a la gente, es decir, que no tenga ningún miedo, hay todo tipo de seguridad”, agrega Schulz.

“Sí vamos a tener, no por Salman Rushdie, sino en general se había programado desde mucho tiempo atrás tener los arcos detectores de metal porque todo aquel que esté dentro de los espacios de la Expo debe de tener garantizada su seguridad, y eso es lo que queremos”.

La visita de Rushdie no amerita algún dispositivo de seguridad especial, o al menos “no nos lo han pedido y ellos lo tendrán que definir, ese es un tema más de quien lo trae, pero no nos lo han pedido en particular”, dice Marisol.

Hace 20 años, su presencia en la feria –cuando la fetua estaba vigente– fue más difícil.

“Yo no estaba como directora, pero sí te puedo decir porque sí vine, esa vez estuve aquí en la FIL y me di cuenta de todos los controles que había; sí, en ese momento él estaba custodiado por Scotland Yard, nada más y nada menos”, comenta.

“Entonces obviamente quien estaba a cargo de su seguridad ni siquiera era parte del Estado mexicano, es otro Estado y bueno, más allá de eso sí era un momento muy complicado para él porque tenia que ir con seguridad a donde fuera y tenia que estar de alguna manera viviendo en la clandestinidad”.

“Hoy él se mueve libremente, nos ha tocado verlo en otras partes del mundo, como te digo estuve en Frankfurt, él acaba de estar, no tiene esa amenaza aunque el terrorismo está en todas partes del mundo”, añade Schulz.

“Pero insisto, este es un espacio de libertad, yo le diría a la gente que no tenga temor, que no tenga ningún tipo de temor que nosotros vamos a hacer todo, no solamente por el tema de Salman Rushdie, sino en general, para garantizar que quienes estén en el espacio de Expo Guadalajara estos nueve días tengan una experiencia placentera,  que los va a marcar, porque siempre va a haber un autor que te va a marcar, siempre va a haber un libro que vas a encontrar que te a va a marcar, y cada año es distinto”.

Y la seguridad será la habitual este año. “El año pasado también tuvimos al presidente (José) Mujica de Uruguay siendo presidente todavía, entonces estamos acostumbrados en la feria a tener este tipo de grandes figuras que son mandatarios; el caso concreto de Israel en una situación mucho más complicada, pero estamos acostumbrados”, subraya.

“Yo lo que le diría a la gente es que independientemente de todo lo que tengamos de dispositivos de seguridad, la idea es que ellos estén tranquilos”.

FIL GDL 2015 Sitio Web oficial

Comentarios