Al momento de comer papas fritas, el ritual habitual de la mayoría de la gente suele ser el siguiente: acompañarlas con sal, untarles salsa de tomate o agregarles queso derretido. Sin más ingredientes extra.

Y aunque hay ocasiones que se disfruta comerlas de esa manera, sin otros sabores, cuando se les suman más productos, como carne molida o boneless, hace toda la diferencia.

En Aguascalientes 33, Roma Sur, Ciudad de México, hay un pequeño establecimiento de nombre The Lucky Fries que ha decidido vender las papas francesas de esa manera, acompañadas de toppings que sólo potencializan al ingrediente principal.

Al acudir a este pequeño restaurante, el mecanismo para disfrutar de sus papas consta de tres pasos. Primero, elegir el tipo de papa: recta, crisscut, curly, gajo o camote; segundo, los toppings que se deseen, como nuggets, camarones, carne al pastor, suadero, dedos de queso, o aros de cebolla; y tercero, las salsas, como mostaza, brava, verde, BBQ, queso amarillo o blue cheese, por mencionar algunas.

Cuando se termina de ordenar, en The Lucky Fries le entregan las papas a los comensales en grandes conos de cartón, lo cual hace más accesible y práctico el momento de comerlas.

Pero eso no es todo, en este pequeño lugar, además de ser especialistas en papas francesas, también en bebidas fuera de lo común, como sus famosas pócimas, como la de Éxito, con sabor a blueberry, o la de Energía, con tonos de mango.

Dentro de su menú también cuentan con malteadas, café, té, y slushies, granizados de nueve sabores diferentes, como limón, galleta, taro y matcha.

Te puede interesar: Tomasa, los especialistas en conchas