Una nueva teoría echaría abajo el dogma cristiano y ortodoxo sobre el lugar en el que fue juzgado Jesús.  

Hasta hoy se cree que el pretorio de Jerusalén, en el que Poncio Pilato juzgó al nazareno, funcionaba en un área dentro de la Fortaleza Antonia, desde donde año con año fieles recorren las catorce estaciones del Viacrucis hasta el Golgota.

Previo a la Semana Mayor, historiadores y teólogos presentaron una nueva teoría que propone que el palacio del rey Herodes pudo ser el lugar donde fue juzgado Jesús, pues archivos históricos dan cuenta de que otros juicios sucedieron en este mismo lugar.

“Tenemos evidencias circunstanciales, un testimonio de otros juicios que sucedieron en este mismo lugar, tres referencias al palacio en el Nuevo Testamento en conexión con el juicio de Jesús, y ahora el propio palacio”, explicó el historiador israelí Shahar Shilo.

La investigación está basada en la arqueología, documentos históricos, como los textos del historiador Flavio Josefo (siglo I), y en referencias de las Escrituras Sagradas.

Al respecto, expusieron que según los Evangelios de “Juan 19, Marcos 15 y Lucas 23” sugieren que el juicio tuvo lugar cerca de un palacio, aunque no revelan el lugar específico.

Una vez que liberan a Barrabás como regalo de Pascua, señaló Shilo, Marcos 15 señala que Pilato se dio la vuelta y regresó al palacio, alusión que se encuentra en dos ocasiones más en la Biblia.

Los cimientos del palacio del rey Herodes se encuentran en el denominado Museo de la Torre de David, en Jerusalén.