La compañía Caterpillar ha desarrollado, en conjunto con Seeing Machines, una cámara que monitorea el comportamiento de los conductores para evitar accidentes por cansancio o distracción.  

Driver Safety Solution es capaz de detectar los movimientos de los ojos (el tamaño de la pupila y la frecuencia del parpadeo), así como la localización de la boca. Cuando el sistema detecta que el conductor se ha quedado dormido, automáticamente se activan alarmas, así como vibradores en el asiento con el objetivo de despertar al conductor, para que vuelva a poner atención al camino. 

El sistema también funciona de noche, pues la cámara (instalada al volante) tiene la capacidad de ver a través de un lente infrarrojo para seguir monitoreando la actividad del conductor. 

En el periodo de prueba, esta tecnología ayudó a prevenir el 90 por ciento de accidentes probables a causa de distracción o periodos de “microsueño” (el letal cabeceo al manejar). 

Tan solo en las calles y carreteras de Estados Unidos, la fatiga al volante es la causante de por lo menos mil 200 muertes y más de 76 mil lesiones al año; en operadores de grúas o camiones utilizados en la minería, es el causante de por lo menos el 65 por ciento de los accidentes.  

Esta tecnología tiene un costo de instalación de 20 mil dólares, pero podría empezar a aplicarse a camiones de pasajeros así como a vehículos de gran tonelaje utilizados en el sector de la minería y la construcción.