Este viernes, los especialistas de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) dieron a conocer el hallazgo de un nuevo efecto secundario producido por la vacuna de AstraZeneca contra el COVID-19: la Mielitis transversa.

De acuerdo con los primeros reportes de los expertos, se trata de una inflamación de la columna vertebral, en la que uno o ambos lados de la médula sufren este trastorno.

Esto se deriva en debilidad en los brazos o las piernas, síntomas sensoriales o problemas con las funciones de la vejiga o el intestino.

La vacuna de AstraZeneca ha enfrentado varios contratiempos, como retrasos en la producción y sondeos de los organismos reguladores tras casos raros de efectos secundarios graves como coágulos de sangre con plaquetas bajas, que llevaron a varios países a restringir o detener su uso.

El comité de seguridad de la EMA también reiteró su recomendación de incluir una advertencia similar para la vacuna de una sola dosis de Johnson & Johnson.

El comité, tras revisar los datos, concluyó que una relación causal entre estas dos vacunas y la mielitis transversa es al menos una posibilidad razonable. Sin embargo, añadió que el perfil beneficio-riesgo de ambas vacunas no ha cambiado.

Por su parte, la agencia Reuters dio a conocer que intentó comunicarse con AstraZeneca, pero no respondió de inmediato a una solicitud para hacer comentarios.

La agencia reguladora no proporcionó información sobre cuántos casos de este tipo se han notificado tras la administración de la vacuna, pero dijo que la mielitis transversa se ha añadido como reacción adversa de frecuencia desconocida a la información de producto de las vacunas.

Hay que destacar que reportes sobre una grave enfermedad neurológica fueron también el motivo de la interrupción de los ensayos en las primeras fases de desarrollo de las vacunas de AstraZeneca y J&J, que se basan en una tecnología similar.

El organismo regulador también recomendó actualizar la información de producto de la vacuna de AstraZeneca, en relación con raros coágulos de sangre que se producen tras la primera dosis, para decir que se observaron menos efectos secundarios de este tipo tras la segunda dosis.

Puedes leer: “No podemos vacunar al planeta cada 6 meses”, advierte creador de vacuna AstraZeneca