¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

ELCAVERNíCOLA

Steve Harris, el mejor bajista del heavy metal que soñó con ser futbolista

Indigo Staff

El bajista de Iron Maiden es conocido por ser un apasionado del futbol, especialmente del West Ham United; una pasión que ha plasmado en varios discos de la banda


Jun 16, 2018
Lectura 5 min
portada post

Futbol y heavy metal son dos universos que parecen no coincidir del todo, sin embargo, existe un músico y una banda que combinan ambas pasiones a la perfección; se trata de Steve Harris, el bajista y fundador de esa leyenda viviente conocida como Iron Maiden.

Históricamente, Inglaterra ha sido reconocida por haber dado al mundo dos grandes fenómenos, el metal y el futbol; ambos nacidos de la clase trabajadora.

Es por esta razón que no resulta extraño que Harris haya estado cerca de jugar de manera profesional para el equipo de sus amores, el West Ham United Football Club.

Desde temprana edad, Harris mostró su talento con el balón, lo que lo llevó a jugar en varios clubes amateurs. Ya en la adolescencia, la capacidad del bajista despertó el interés de algunos cazadores de talento.

Wally St Pier, un veterano jugador del West Ham, puso el ojo en Harris y lo invitó a participar en las divisiones menores del equipo londinense. El padre y el abuelo del joven británico no aprobaban su sueño de ser futbolista profesional, sin embargo, decidió probar suerte.

Harris no tardó en darse cuenta que la única manera de acceder al futbol profesional era dejar de lado cualquier otra actividad para centrarse 24/7 en el balón. El joven amaba el futbol y los colores del West Ham, pero tenía una pasión más grande; la música.

Fue así que Harris se despidió de una breve carrera como amateur. Originalmente quería tocar la batería, pero no tenía espacio suficiente, por lo que se decantó por el bajo; el cual aprendió a tocar de manera autodidacta.

Influenciado por bandas como Black Sabbath, Deep Purple, Jethro Tull, Thin Lizzy, UFO y Genesis, entre otras, Harris fundó Iron Maiden en 1975. La banda se convirtió rápidamente en una de las más representativas del género, a la par de Sabbath y Judas Priest.

Harris es conocido mundialmente por su estilo de tocar a “galope”, el cual simula el paso de alguna tropa a caballo. Esta forma de tocar está claramente representada en canciones como Run to the Hills y The Trooper. El músico también es el principal letrista de la banda.

Aunque Harris consiguió niveles descomunales de éxito con Maiden, su pasión por el futbol siempre estuvo presente. La banda es conocida por organizar partidos de beneficencia o ‘cascarear’ con bandas locales y los organizadores de conciertos en cada país que visitan.

Harris se ha encargado de colar alusiones al futbol en varios discos de la agrupación, por ejemplo, la canción Weekend Warrior del álbum Fear to the Dark, la cual habla sobre los hooligans y los destrozos que provocan cada fin de semana.

Para 1986, Harris convenció a sus compañeros de incluir en la contraportada del disco Somewhere in Time una pequeño marcador luminoso en el que se puede leer “Last results: West Ham 7 Arsenal 3”; una victoria ficticia para su equipo favorito.  

Sin embargo, el homenaje más grande que ha hecho Maiden al futbol se encuentra en el álbum Virtual XI, publicado en 1998. Se trata del onceavo disco de la banda, el cual fue lanzado el mismo año del Mundial celebrado en Francia.

“Creemos que nuestro fanáticos son prácticamente iguales a nosotros, con casi los mismo intereses, así que pensamos ‘es el año de la Copa Mundial, hagamos que el futbol participe en el nuevo álbum”, narró el bajista en entrevista.

Para el arte interior del disco, la banda se tomó un fotografía con camisetas de futbol e invitaron a jugadores como Stuart Pearce del Newcastle, el ecuatoriano Faustino Asprillla, la leyenda Paul Gascoine, así como Blazer Bayley, Ian Wright, Nicko McBrain, Patrick Viera, Janick Gers y Marc Overmars para completar la alineación.

Para promocionar el disco, la banda sostuvo partidos amistosos en la mayoría de los países que visito durante la gira.

Harris y algunos integrantes de la banda han jugado contra miembros de Scorpions, Def Leppard, Rainbow, Savage y Sepultura; lo que muestra que el futbol y metal no son para nada ajenos.

Por si esto fuera poco, la mansión de Harris además contar con una cancha de tenis, piscina y gimnasio, también tiene su propia cancha de futbol.

El bajista, ahora de 62 años, aún juega futbol de manera regular, incluso tiene su propio equipo llamado “Maidonians”. Todavía es seguidor del West Ham y se ha vuelto muy cercano a los dueños del club.

Aunque Harris es un gran fan del futbol, sus fanáticos agradecen que el bajista haya decidido fichar para las filas del metal y crear un de las mejores bandas del género de todos los tiempo.

La música pesada y el futbol no tienen por qué estar peleados.


Notas relacionadas

Ago 18, 2018
Lectura 7 min

Jul 28, 2018
Lectura 12 min

Jul 21, 2018
Lectura 7 min

Comentarios