Elon Musk y SpaceX podrían estar en riesgo de quiebra a causa de una crisis de producción de sus motores Starship Raptor, lo cual se dio a conocer por medio de un correo filtrado dado a conocer por el medio internacional Space Explored.

Y es que hay que recordar que actualmente la empresa de Musk ya prepara su cohete Staship, con el cual se pretende llevar a los humanos al espacio en 2022 y de ese modo también llevar a la humanidad a Marte.

Sin embargo, el correo filtrado indicaría lo contrario ya que se revela que el problema que enfrenta SpaceX en su producción de motores Starship Raptor es serio, ya que se afectaría a los satélites del mutimillonario.

El correo en cuestión fue enviado por Musk el mismo Black Friday y en el detallaba los supuestos riesgos a los que hace frente la empresa si no avanzan con una producción que parece habérseles puesto cuesta arriba.

La puesta en marcha de este motor resulta capital para el lanzamiento del cohete Starship el próximo año, con el pretenden enviar a la gente al espacio.

El Raptor, explican en The Verge, es un motor de metano diseñado por SpaceX con el que Starship se impulsará para lanzar los viajes al espacio profundo.

Además, la compañía consiguió un contrato con la NASA el pasado mes de abril por valor de 2,9 millones de dólares por el cual se ha comprometido a desarrollar Starship también como un módulo de aterrizaje lunar. La idea es usar ese diseño para el regreso del hombre a la Luna previsto para 2025.

Actualmente los trabajos están enfocados en la producción de Starship en Boca Chica, Texas, pero la puesta en órbita no ha llegado aún.

Puedes leer: Elon Musk anuncia que primer vuelo a la órbita de su nave futurista Starship será en enero

Su intención es llevar a cabo el primer lanzamiento de Starship entre enero y febrero del próximo año. Es decir, en dos o tres meses. Pero para eso deben darse prisa y avanzar a marchas forzadas, según se desprende de texto de Musk a sus empleados, en el que les comunica que “la crisis de producción de Raptor es mucho peor de lo que parecía hace unas semanas”.

“A medida que profundizamos en los problemas posteriores a la salida de la alta gerencia anterior, lamentablemente han resultado ser mucho más graves de lo que se informó. No hay forma de endulzar esto”, se lee.