La mayor parte de los problemas en los pies que enfrentan las personas con diabetes se origina en los nervios y vasos sanguíneos. Esto causa mala circulación y falta de sensibilidad en extremidades inferiores, por ello, las pequeñas heridas se pueden convertir en infecciones serias en pocos días. El llamado “pie diabético” es una de las complicaciones más temidas por los pacientes cuando no llevan un buen control glucémico.

Sobre esto, Jacqueline Alcántara, educadora en diabetes de BD Ultra-Fine, enfatiza que lo primordial es mantener la diabetes bajo control con ayuda del médico tratante y de un equipo de profesionales de la salud para alcanzar o mantener una óptima calidad de vida.

También puedes leer: Alto a la diabetes, emergencia sanitaria de México

“Se debe tener especial consideración en el cuidado de los pies, ya que son las extremidades más lejanas del cuerpo, donde se puede ver afectada la irrigación de la sangre y se da con mayor facilidad la atrofia vascular”, explica la experta.

Con disciplina y constancia, indica la educadora en diabetes, los personas que viven con diabetes pueden adoptar un estilo de vida saludable apoyándose en los 3 pilares fundamentales: alimentación adecuada, ejercicio y tratamiento farmacológico.

También puedes leer: Diabetes y obesidad, la otra pandemia

“Si el médico lo indica, el uso de insulina de manera oportuna en los pacientes puede ayudar a tener un mejor pronóstico de la enfermedad junto con una técnica de inyección correcta, con agujas ultrafinas que ayuden a tener una inyección más cómoda y menos dolorosa”, señala Alcántara.

La experta considera que es de vital importancia que los pacientes con diabetes no se limiten al podólogo en cuanto a la revisión y salud de sus pies, sino que deben saber que es el angiólogo el médico especialista en el cuidado del pie diabético.

También puedes leer: Alimentación, el cambio necesario para México

“Es una especialidad dedicada al estudio, tratamiento y prevención de los trastornos que afectan a los vasos sanguíneos, que incluyen las arterias y las venas”, comenta.

Toma nota

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social, las complicaciones en los pies del paciente diabético son la primera causa de amputación no relacionada con accidentes Por ello, la educadora Jacqueline Alcántara hace las siguientes recomendaciones:

  • Lavar diariamente los pies con agua tibia y jabón neutro
  • Secarlos adecuada y minuciosamente, para que no quede humedad entre los dedos
  • Mantener la piel hidratada y seca, sin residuos de crema, por ejemplo, aunque no es necesaria alguna en particular
  • Revisar diariamente que no haya heridas de ningún tipo, ni uñas enterradas ni cambios de coloración en uñas ni piel
  • Todos los días asegurarse de que se siente el roce de las manos al tocar las puntas de los dedos, la planta del pie, el talón y los tobillos
  • Buscar diariamente la presencia de algún cuerpo extraño tanto en el pie como en el calzado, tales como piedras, vidrios o astillas
  • Evitar el uso de alcohol o cualquier otra sustancia limpiadora, ya que puede originar resequedad, quemaduras o alergias
  • Usar calcetines sin costuras ni resortes, que no aprieten
  • Utilizar calzado cómodo y a la medida, incluso, buscar zapatos especiales u ortopédicos
  • En caso de no poder o no saber cortar las uñas adecuadamente, buscar la ayuda de un podólogo