Celebrar un cumpleaños con una pequeña reunión o fiesta rodeado de familiares y amigos suele ser normal para muchas personas; sin embargo, no todas han tenido la oportunidad de festejar de esta forma, tal como el caso de un niño en Chihuahua.

Se trata de David, un menor que cumplió 14 años, de Ciudad Juárez, quien trabaja en la zona de las ladrilleras y no cuenta con muchos recursos económicos; no obstante, había estado soñando con una fiesta para su cumpleaños.

En esta, David quería comer pizza, refrescos, pastel y que le regalaran una bici. Así, gracias a la ayuda de diferentes personas, el sueño del menor se hizo realidad el pasado 9 de abril, cuando se reunieron para celebrar su vida.

La idea habría sido de Dulce Flores, una mujer que conoce a la familia de David y que los ha ayudado de diferentes formas. De esta manera, cuando conoció al menor no dudó en hacerle el festejo y pedir ayuda para lograrlo, según el portal Net Noticias.

Te puede interesar: Fiesta de XV años al estilo Harry Potter se hace viral: Lord Voldemort conquista la pista

Fue así que, el día del cumpleaños, sorprendió a David con todo lo que había pedido y más, pues también le llevaron algunos regalos y prepararon dulceros para compartir con los otros niños de la ladrillera.

Cuando el menor vio todo, salió corriendo y dijo “sí vinieron, sí vinieron, sí me van hacer mi fiesta”. Además, en diferentes fotografías, es posible ver la cara de emoción de David, quien se agarra la cabeza demostrando lo sorprendido que está.

En otras imágenes David muestra una enorme sonrisa mientras posa a un lado del pastel de chocolate y las cajas de pizza; además, también le habrían regalado la bicicleta que había deseado.

Luego de la fiesta, Dulce agradeció a todas las personas que habían formado parte de la sorpresa, pues a ella le gustaría demostrar que aún hay esperanza y personas que quieren hacer un cambio.

Así, escribió en su Facebook: “No pretendo cambiar el mundo, pero me gustaría que mucha gente como ellos, sintieran que hay esperanza y fe y que no están solos, que hay gente de buen corazón queriendo hacer un cambio”.