Las nuevas voces de la música alternativa, Bratty y Renee, se unen para demostrar el poder que tienen y así dejar un mensaje de empoderamiento. Las dos cantantes mexicanas decidieron hacer su propia versión de la canción “Bichota”, aquella que hace un par de años Karol G dejara como himno para todas las mujeres; y ahora llega a las nuevas generaciones. 

“Representa un mismo discurso de unión entre morras de la música, Renee y yo teníamos claro desde un principio que queríamos hacer un cover a una morra que la estuviera rompiendo en la música como es Karol G, ahora en el reguetón, de una industria acaparada por hombres, entonces creo que ese fue nuestro discurso en un principio”, relata Bratty a Reporte Índigo. 

Para ambas cantautoras se trató de una pieza con la cual salieron de su zona de confort, pudieron reflejar sus personalidades sin hacerlo de una forma predecible, por lo que creen que “Bichota” era la pieza ideal para ser lanzada en estos momentos. 

Reversionar el sencillo en estos momentos era indispensable para las artistas, a la vez que se recordó a las mujeres el “movimiento Bichota”. 

“Cada quien es bichota a su modo, no hay una forma, hay muchas formas de serlo. Entonces, el hecho de que Bratty sea CEO de su proyecto, por ejemplo, nos hace ser bichotas. Es el mensaje que queremos dar con esta canción, aparte de que hicimos una onda super loca entre funk, punk y todo lo que termina en punk”, aclara Renee. 

De acuerdo con Bratty, el ser bichota se trata de ser dueña de tus propias decisiones, de tu cuerpo, saber a quiénes deseas tener en la vida, algo en lo que, destaca, son iguales las dos jóvenes cantantes. Asimismo, aclara que ambas son del signo zodiacal Leo, por ello consideran que su conexión y visión fue muy clara desde el primer momento en que se reunieron. 

Y aunque este movimiento de empoderamiento ha estado siempre presente, Renee indica que ahora se le ha puesto nombre y apellido, algo que se ha ganado con base en mucho esfuerzo. Lo más importante de su parte es hacerle saber a las mujeres, desde su trinchera musical, que ellas deben de tomar las riendas de su vida. 

“Tenemos todo el derecho a ser dueñas de lo que queremos, pensamos, sentimos, de hacernos super responsables de nosotras mismas. El libro El síndrome de la impostora, una tesis, la cual dice que desde niñas nos hacen dudar de nosotras mismas porque crecemos pensando que somos tan indefensas y necesitamos que nos cuiden porque somos frágiles y la realidad es que somos seres humanos, creo que se han perdido muchas oportunidades por algo tan estúpido como el miedo”, opina Renee. 

Por ello anhelan que, con este sencillo y con el poder de la palabra y la música, puedan dar este mensaje para que las jóvenes luchen por su sueños, hacerlas conscientes de que pueden existir mujeres directoras de orquesta, ingenieras de audio, productoras, que tomen el rol de líderes. 

Te sugerimos: El Reggaetón provoca mayor actividad cerebral que la música clásica

De acuerdo con Bratty, la música es un buen pretexto justificado para expresar su sentir, sus pensamientos e ideales. 

“Agarramos una canción de reguetón de una mujer súper chingona para que la gente sepa que entre mujeres nos estamos ayudando a entender la industria, sólo nosotras vamos a salvarnos, a sacarnos de este sistema patriarcal, que no necesitamos ayuda de un hombre. No vamos a dejar de hablarlo, todavía falta mucho por trabajar en ese tema e informar. Que las niñas de hoy no tengan que pasar por cosas que nosotras sí para poder llegar aquí, esa es la misión”, puntualizó Bratty.