Son casi dos años desde que Gustavo Cerati sufrió un accidente cerebrovascular que lo mantiene en coma. Desde el 15 de mayo 2010, estamos privados del privilegio de disfrutar nueva música del ex Soda Stereo.

Para no perder la esperanza, no solo de que se recupere pronto, sino de que se complete la historia con un eventual regreso a la música, vale la pena recordar la historia de Edwyn Collins.

Tal vez algunos de ustedes lo recuerden por su hit noventero “A Girl Like You”, o quizá por ser el ex líder de Orange Juice, una banda de post-punk y new wave que tuvo su momento en 1983 con el hit “Rip It Up”.

Collins sufrió un mes negro en febrero de 2005 cuando dos hemorragias cerebrales le dañaron la movilidad de su lado derecho y su capacidad del habla se vio severamente afectada.

Collins acababa de terminar de grabar un álbum cuya producción se detuvo por obvias razones. El artista escocés pasó dos años en un programa intensivo de rehabilitación neurológica, historia que se cuenta en el documental de la BBC “Edwyn Collins: Home Again”, disponible en partes a través de YouTube.

No solo se rehabilitó, sino que aprendió a volver a hablar para cantar de nuevo. Desde las hemorragias, Collins ha lanzado dos álbums.

Cerati no está en las mismas circunstancias en las que estuvo Collins, pero la historia es un recordatorio de que, a veces, no perdemos nada con esperar un final feliz.

Estaría espectacular volver a escuchar a Cerati cantar “Vivo”: El fin de amar, sentirse más vivo.