Después de mantener un diálogo constante durante cinco años, que decantó en una amistad, con varias mujeres trans en España, el director Adrián Silvestre vio que, al final, seis de ellas estaban dispuestas a hacer una película con él, compartir sus intimidades, sus vivencias y describir su etapa de cambio.

El cineasta armó un documental con voces colectivas, pero con un enfoque diferente: las seis mujeres irían de viaje por la Península Ibérica para tener una conversación entre ellas e ir develando las inquietudes de sus propias vidas, ante la cámara que estaría solo atestiguando sus pláticas en este roadtrip personal.

Como resultado llegó Sedimentos, película que se vuelve entrañable por el carácter que cada una de las seis mujeres le imprime a su participación. Silvestre vino a México a presentar su largometraje, en el marco de Cuórum Morelia, festival de cine incluyente y LGBT+ en Michoacán.


El rodaje sucedió en 2019, en solo ocho días, porque Silvestre tenía un presupuesto limitado; pese a ello, grabó todo con una sola cámara, pero logrando rayar entre la línea de la ficción y el documental, porque hay claros momentos que él buscó y recreó para que la historia funcionara a cuadro

“Siempre trabajo con intérpretes naturales y son sus propias experiencias a partir de la escucha y yo lo que hago es darles herramientas para que cuenten eso de la mejor manera, más fidedigna, y en este sentido pensé que quizá iba a ser una ficción, pero poco a poco vi por una cuestión, no solo ética sino de sentido común, dije, esto que contamos tiene que ser real, no las puedo convertir en algo ficticio. En ese sentido la película es un documental”, comparte el realizador en entrevista.

El filme sigue el trayecto de Lena Brasas, Alicia de Benito, Cristina Millán, Tina Recio, Saya Solana y Yolanda Terol, mientras platican en un desayuno matutino con el bosque de fondo o antes o después de dormir, incluso, en el baño tras ducharse. Silvestre expresa que todos estos instantes en Sedimentos fueron claramente consensuados y de hecho ellas buscaban mostrarse sin filtro ante la cámara.

“No tuvimos que hacer pactos, de ‘esto se va a mostrar y esto no’, sino que en el momento que ellas confiaron en mí, en la película y el grupo, todas nos lanzamos y no nos pusimos líneas rojas, siempre sabiendo que si algo ocurría, que iba al contrario de ellas, yo era el primero que lo iba a editar. Como una confesión muy íntima o un desnudo o cualquiera de estas situaciones, son ellas mismas las que lo han propuesto”, platica el director.

Sedimentos ha pasado por una decena de festivales en el mundo donde ha sido galardonado en múltiples ocasiones. El director comenta que ya están en pláticas para poder llevarlo a servicios de streaming en España, aunque le gustaría que tenga corridas comerciales en México y otros territorios latinoamericanos.

Falta inclusión en lo legal para personas trans

El tema de la equidad de género, de visibilizar a la comunidad LGBT+ y frenar la discriminación hacia estos grupos vulnerables, es algo que en España se tiene ya legislado, resalta Adrián Silvestre.

“A mí me gustaría presumir de mi país, que es algo que no hago en exceso, pero en ese sentido y en todos los derechos que se han adquirido, en cuestiones de identidad sexual, de libertad de género, sí creo que es un país avanzado y está siendo un referente en cuanto a las leyes”, considera.

Pero, lo que ahora es necesario es crear una conciencia entre los ciudadanos españoles, que en múltiples ocasiones todavía se muestran retrógradas y no son empáticos, al no aceptar a las personas trans, gays y demás identidades, pese a que la ley ya los respeta.

“Si es verdad que luego hay una brecha entre lo avanzada que va la ley y cómo tarda eso en entrar en vigor y traducirse en lo cotidiano, en el día a día, y como leyes que ya están aprobadas, los medios siguen utilizándolo para generar debates de cosas que ya se superaron y que ahora lo que falta es asimilarlo, te guste o no te guste”, argumenta Silvestre.

Sedimentos llega en un momento a España donde recién se aprobó la llamada Ley Trans, que permite la autodeterminación de género. Silvestre confiesa que su país verá a esta población con buenos ojos, pese a que hay todavía rechazo y expresiones de odio que se deben combatir para erradicarlas a futuro.

También puedes leer: Una exigencia ejemplar de los derechos de personas trans