El personaje Pepe la rana surgió de un cómic. Luego se volvió un meme del que después se apoderó la tristeza. Y, finalmente, se convirtió en un símbolo de odio al que un documental busca rescatar.

Cuando era un adolescente, el artista gráfico estadounidense Matt Furie entró al baño. Ya tenía los pantalones abajo y estaba frente al excusado cuando su primo David le abrió la puerta. Despreocupado, le respondió con la frase “Feels good man”.

El ilustrador estaba convencido de contar esa historia. Y en 2005 hizo el cómic Boy’s Club, el cual protagonizan cuatro amigos adolescentes: Andy, Brett, Landwolf y Pepe.

Todos son de diferentes especies, pero tienen rasgos humanos. Entre sus colores, café, azul y amarillo, resalta el verde, de Pepe la rana.

Dibujar muchas líneas fue la técnica de Matt Furie para crear a este anfibio. Incluso pidió a su pareja, la artista gráfica Aiyana Udesen, que posara frente a la taza de baño para representar su anécdota en una viñeta.

Boy’s Club circulaba en la red digital Myspace. Con escenas que retratan ese tiempo, las favoritas del también autor de libros infantiles, inicia el documental Feels Good Man.

“Mi parte favorita es cuando mi hija está corriendo al principio de la película, porque en esas escenas es cuando estamos recordando lo bueno del Internet, cuando existía Myspace, que para mí era un lugar muy divertido”, expresó el creador de Pepe la rana en una charla organizada por Ricos Jugos.

La imagen de Pepe la rana comenzó a circular en otros sitios web, como los foros virtuales 4chan y Reddit. Se volvió un meme que aludía a la tristeza, su sonrisa fue sustituida por lágrimas.


Cantantes como Katy Perry y Nicky Minaj compartieron los memes de Pepe la rana. Incluso, en 2015, el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, tuiteó su imagen y aceptaba ser caricaturizado como este personaje

A Pepe se le empezó a asociar con el dictador alemán Adolf Hitler y como miembro de las organizaciones de extrema derecha Ku Klux Klan. En 2016, año electoral en Estados Unidos, fue considerado como símbolo del odio por la Liga Antidifamación, luego de que fuera utilizado por los republicanos durante las campañas.

Al parecer, el caricaturista Matt Furie había perdido el control sobre su obra. Pero, entonces, decidió ilustrar a Pepe en un ataúd, en la última tira cómica que lleva su firma. En 2017 terminó con el personaje.

Feels Good Man, una historia triste con final feliz para Pepe la rana

El director Arthur Jones descubrió a Pepe la rana yendo a tiendas como Ricos Jugos, una galería de arte que vende bebidas naturales en Guadalajara, Jalisco. Este espacio fundado por Aranzazú Pérez organizó la proyección del documental Feels Good Man y la charla posterior.

“Lo conocí a través de Boy’s Club, antes del meme. Cuando contacté a Matt habíamos pensado en hacer una caricatura del cómic, pero asumimos que el personaje tenía demasiadas características negativas, entonces, le pregunté que si quería hacer un documental y dijo que sí”, comentó.

Jones también es caricaturista, de ahí su interés en transmitir que estas creaciones no son desechables y en contar la historia de Matt Furie, a la que considera muy humana y universal.

El director sumó al productor Giorgio Angelini al equipo que realizó Feels Good Man y luego de dos años y medio el documental fue estrenado en el Festival de Cine de Sundance 2020. Ahí ganó el Premio Especial del Jurado para Cineastas Emergentes.

El objetivo de Arthur Jones y Giorgio Angelini era que el documental estuviera listo antes de las elecciones de noviembre de 2020. Querían contribuir con la campaña “Save Pepe”, para salvar a la rana del personaje en el que Internet lo convirtió a través de contenidos de “amor y paz”.

“Siempre quisimos que tuviera un final esperanzador, trollear existe para robarles la esperanza a las personas. Para nosotros era muy importante que terminara feliz”, dice Arthur Jones sobre Feels Good Man.

Las nuevas generaciones están utilizando la imagen de Pepe de manera más positiva en redes como TikTok. Ricos Jugos, por ejemplo, realiza desde hace cuatro años el Concurso Internacional de Dibujo “Pepe la Rana”, donde gana quien lo dibuje mejor y también quien lo haga peor.


Pepe es un fenómeno que tomó vida propia y yo creo en el poder del amor, en esta capacidad que tiene de resonar con las culturas más jóvenes

Matt Furie

Creador de Pepe la rana

El movimiento “Save Pepe”, el documental Feels Good Man y hasta la no reelección de Donald Trump han hecho que poco a poco Pepe la rana vuelva a sus orígenes. Sin embargo, el director Arthur Jones y el productor Giorgio Angelini enfrentan dificultades con la distribución de su largometraje, que únicamente está disponible en iTunes o Amazon en Estados Unidos.

“A mí sí me preocupa que no haya un lugar donde podamos mostrar arte político, lo digo en el más amplio espectro de la palabra y, entonces, vamos a tener que pensar en otras maneras de poder hacerlo”, mencionó.

También puedes leer: El documental de Netflix sobre el loco dueño de un motel que espiaba a sus clientes